Fatalidad a la vuelta de la esquina

0

Pierre Lemaitre, escritor tardío de éxito inmediato, es una de las voces literarias más solventes y sobresalientes de Francia en la actualidad. Sus novelas poseen el marchamo del éxito y el respaldo de la crítica especializada, una dualidad siempre de difícil conjunción. Pero desde que en 2013 se alzó con el Goncourt por Nos vemos allá arriba esta simbiosis es una constante en su narrativa. Su nueva novela, Tres días y una vida, aúna su perfil de autor de novelas policíacas con el de sus estudios de pedagogía y psicología. Qué duda cabe que la introspección psicológica de personajes atormentados por hechos concretos de sus vidas que marcan el devenir de sus existencias tiene también un peso fundamental en la trama de su último trabajo.

Es el caso del protagonista, AntoineCourtin. Un día cualquiera, siendo apenas un niño de corta edad comete un brutal crimen por un acceso de ira descontrolada que determinará para siempre su existencia. Lemaitre muestra sus dotes de guionista cinematográfico en una narración absorbente que no se puede dejar de un día para otro, que no se puede aparcar en la mesilla de noche para después. Exige lectura compulsiva sin remedio.

Lemaitre nos obliga con maestría a pasar la página en busca de un final que no deseamos que llegue nunca. Síntoma evidente de que estamos ante una novela notable, porque además de entretener sabe aprehender la psicología que exudan los personajes de sus historias, de todos ellos sin excepción, que a su vez retratan a la perfección un fresco panorámico de una realidad concreta.

También Lemaitre sabe acotar dónde se desenvuelven estos seres. En un pequeño pueblo del norte de Francia, rodeados de una naturaleza tan bella como cómplice sin quererlo de la sucesión de terribles hechos que aquí se narran. Porque siempre deja un hueco importante en sus tramas para los ardides del destino, un antojadizo incansable cual dios del Olimpo y determinante con el devenir de las personas. Marca de la casa, sin duda. Aquí, como en su aclamada Nos vemos allá arriba, la fuerza implacable de la naturaleza sirve para prorrogar el sinvivir de un alma en pena que paga en libertad una condena que debía sufrir entre rejas.

He aquí la sabia reflexión que deja al lector. Cómo la libertad a cualquier precio, aun por encima de lo establecido por las leyes, se acaba pagando de un modo u otro. La conciencia siempre juega un papel estelar en nuestras existencias y en la de Antoine Courtin aún más.

Lemaitre, un escritor que arrancó en el mundo de las letras a una edad madura, cuenta ya con una carrera consolidada pero aún muy prometedora. Mantiene la tensión de la novela de principio a fin como si de un thriller al uso se tratara, aunque la carga psicológica de los personajes ayuda aún más a mantener sin descanso la tensión y el interés.

 

Tres días y una vida

Salamandra

222 páginas

18 €

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − tres =