El cine español está de luto. A la muerte de la actriz Terele Pávez, se une el fallecimiento hoy domingo del director de cine salmantino, Basilio Martín Patino. Anarquista, libre y quien siempre huyó de lo comercial en favor del compromiso y la calidad.

El cine está de luto en una semana negra con el adiós de Terele Pávez y Basilio Martín Patino

Basilio Martín Patino, nacido en Lumbrales (Salamanca) en 1930, ha fallecido en Madrid a la edad de 86 años tras una larga enfermedad degenerativa. Entre sus películas más destacadas se encuentran: Nueve cartas a Berta (1965) y por tres de sus documentales, Canciones para después de una guerra (1971), Queridísimos verdugos (1973) y Caudillo (1974), Martín Patino compaginó la ficción con el documental, género en el que fue todo un maestro.

La Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) homenajeará en su próxima edición al director fallecido.

Aunque nunca obtuvo en Goya, ni el Premio Nacional de Cinematografía, sí tuvo otros reconocimientos como la Medalla de Oro de Academia de Cine, de Bellas Artes y trofeos en festivales de todo el mundo.

Su última película, Libre, te quiero, es un ejemplo del mundo creativo y la personalidad vital de Martín Patino. Con 81 años, el director escuchó un domingo por la tarde los gritos de felicidad y la música que llegaba de la Puerta del Sol de Madrid, muy cercana a su vivienda, cogió la cámara y rodó a pie de calle 25 horas de película sobre el movimiento del 15 M. Le puso el título Libre te quiero , de inequívocas resonancias: las de los versos del poeta Agustín García Calvo, fervoroso asiduo del 15M. Nada se escapó a la mirada de este cineasta rompedor, rebelde y experimental, que realizó sin guion previo. “Mi trabajo no es el de historiador, sino el de fabulador”, decía sobre sí mismo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × cuatro =