La red de Consumidores FACUA ha remitido una carta al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para pedir la retirada inmediata de los números telefónicos 901 con los que muchos organismos públicos gestionan la atención al ciudadano y que los sustituya por líneas gratuitas o prefijos geográficos con el fin de no superar el coste de una llamada ordinaria.

En el texto la asociación considera que al existir una normativa que prohíbe a las empresas de la Administración pública el uso de los prefijos 901 carece de sentido que éstos sigan estando habilitados como servicios de atención a los ciudadanos. Asimismo, FACUA solicita al Instituto Nacional de la Seguridad Social, organismo público dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que se eliminen las líneas 901, así como cualquier número de tarificación especial que sólo consiguen encarecer sobremanera la facturación telefónica a la mayoría de los españoles que se ven obligados a contactar con estos prefijos.

El Real Decreto Legislativo 1/2007, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, establece que “en caso de que el empresario ponga a disposición de los consumidores y usuarios una línea telefónica a efectos de comunicarse con él en relación con el contrato celebrado, el uso de tal línea no podrá suponer para el consumidor y usuario un coste superior a la tarifa básica”.

En los mismos términos se refiere la Directiva 2011/83/UE del Parlamento Europeo y del Consejo: “Los Estados miembros velarán por que, en caso de que el comerciante opere una línea telefónica a efectos de comunicarse con él en relación con el contrato celebrado, el consumidor no esté obligado a pagar más de la tarifa básica”. En este sentido, una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la citada Directiva explicita que “el concepto de ‘tarifa básica’ debe interpretarse en el sentido de que el coste de una llamada a una línea telefónica de asistencia operada por un comerciante, en relación con un contrato celebrado, no puede exceder del coste de una llamada a una línea telefónica fija geográfica o móvil estándar”.

Actualmente las llamadas a números geográficos vienen incluidas en todos los bonos y tarifas planas de llamadas, por lo que no implican ningún sobrecoste. En cambio, los usuarios deben pagar la mitad del importe por las llamadas que hacen a un prefijo 901 y que implican un alto coste. Por este motivo, FACUA demanda la cancelación de las líneas 901 y que o bien se sustituyan por teléfonos gratuitos, o que su coste no sobrepase el de una llamada ordinaria.

FACUA-Consumidores en Acción también ha reclamado a otros organismos públicos, como el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y la Agencia Tributaria para que eliminen estos números de sus respectivos servicios de atención al ciudadano.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + Diez =