FACUA ha denunciado a la empresa de telefonía Vodafone por la implementación por defecto de un servicio a todos sus clientes sin su previa autorización. La asociación piensa que los hechos pueden ser motivos de infracción por lo que ha solicitado a la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid que abra a Vodafone España un expediente sancionador.

El envío de dicho mensaje tiene un coste de 30,1 céntimos más la cuantía de la llamada, y si no se cuelga antes de que empiece la grabación, aunque no se deje ningún mensaje, también se cobran los 30 céntimos

Se trata de un servicio llamado Dicta SMS que solo funciona entre clientes de Vodafone. Cuando un cliente recibe una llamada y no la contesta por el motivo que sea , a la persona que llama le aparece un contestador automático que le ofrece la posibilidad de grabar su mensaje, el cual le será remitido al destinatario en forma de SMS. El envío de dicho mensaje tiene un coste de 30,1 céntimos más la cuantía de la llamada, y si no se cuelga antes de que empiece la grabación, aunque no se deje ningún mensaje, también se cobran los 30 céntimos.

Además, aunque los propios usuarios desactiven este servicio, si llaman a alguien que si lo tiene, se les va a cobrar de igual manera. Así pues, FACUA, en su denuncia ante la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid, hace referencia al Real Decreto Legislativo 1/2007, cuyo artículo 66 establece que “queda prohibido el suministro al consumidor de contenido digital o de prestación de servicios no solicitados por él, cuando dichos envíos y suministros incluyan una pretensión de pago de cualquier naturaleza”.

Según FACUA lo correcto hubiera sido activar el servicio a los clientes, que de forma expresa y tras conocer las condiciones del mismo, lo hubieran solicitado a Vodafone España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =