Un posible pacto de precios, que vulnera la Ley de Defensa de la Competencia. Es lo que denuncia FACUA, la asociación de consumidores, ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La asociación advierte que se ha producido una subida simultánea en los planes de precios de los servicios de telefonía, internet y televisión en las tres principales teleoperadoras españolas: Movistar, Orange y Movistar.

En un comunicado, FACUA recuerda que son los consumidores los principales perjudicados en este tipo de situaciones, en un “mercado dominado por un oligopolio que renuncia a competir y encarece continuamente los precios”. Denuncian además que es el Gobierno quien tiene la culpa de esta situación, pues “desde hace años no regula limitaciones en las tarifas de los principales servicios”.

Una situación que se ve empeorada teniendo en cuenta que las grandes compañías han comprado las pequeñas y medianas empresas como Tele2, Jazztel u Ono, eliminando de esta forma los posibles elementos de competencia.

La última subida en los precios de las teleoperadoras ha tenido lugar este febrero de 2018, pero según FACUA es tan sólo “una más de una serie de incrementos que se vienen produciendo desde el año 2015”. En particular Movistar ha subido el precio de sus tarifas en 6 ocasiones desde 2015. Orange y Vodafone no se quedan atrás en el número de subidas. Todas las compañías comparten un balance de una media de 2 ó 4 euros en el encarecimiento de sus servicios.

De dar la razón a la denuncia de FACUA, se trataría de una vulneración de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia. Estos acuerdos supondrían “infracciones muy graves” y por tanto, sancionables con una “multa de hasta el 10 por ciento del volumen de negocios total de la empresa infractora”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + 1 =