Los más de 4.500 alumnos de Extremadura afectados por las supuestas filtraciones que, finalmente resultaron ser un error de la Universidad, no han podido librarse de la prueba de Selectividad. Sin embargo, tras cuatro días de protesta, en los que el alumnado se ha atrincherado dentro de la Universidad, los alumnos han conseguido que la fecha prevista para la publicación de notas sea la inicial, que los gastos ocasionados por viajes cancelados los asuma la Universidad y, en caso de ser viable, el centro apoya la petición de los estudiantes reunidos de repetir los exámenes con carácter opcional para los no presentados.

A través de un comunicado, la Coordinadora de Estudiantes de Badajoz ha explicado sus avances. El primer punto del acuerdo recoge que “si es viable, la Universidad de Extremadura apoya la petición de los estudiantes reunidos de repetir los exámenes del jueves con carácter opcional para los no presentados”. En este sentido, Hernán Álvarez nos explica que aún se tiene que ver “si es viable legalmente”.

“Hemos estado tres horas y pico reunidos y lo que hemos conseguido acordar, si se cumple estamos conforme por que aun ha quedado un poco en el aire de que la universidad apoya nuestra demanda pero aún se tiene que ver si es viable legalmente” apunta Hernán Álvarez, uno de los estudiantes afectados que ayer mantenía una reunión con el rector de la Universidad, en declaraciones a Diario16.

“La culpa es 100% de la universidad, al principio los medios lo sacaron como si fuera un hackeo, luego se pasó a unas posibles filtraciones

Hasta esta tarde no estará confirmada la viabilidad de esta decisión, que se decidirá en la Comisión Organizadora, “dónde estará presente con voz, pero sin voto la delegada del Consejo de Estudiantes de la UEx, Amalia Molano” recoge la nota de prensa.

Es necesario señalar, que los estudiantes han conseguido ser escuchados después de haber estado cuatro días de intensas protestas y encerrados. Independientemente, del fallo inicial, la crisis posterior no ha sido gestionada todo lo correctamente. Así, nos lo explica Hernán, que esta contento con lo que han conseguido pero es consciente de que es fruto de su lucha.

Paralelamente, el vicerrector de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Extremadura, Ciro Pérez y el presidente del Tribunal de Selectividad, Javier Benítez han presentado su dimisión, asumiendo su responsabilidad. Una dimisión que a juicio de Hernán “no nos satisface, consideramos que no tiene ninguna culpa y que el es un gran trabajador”.

El portavoz de la Universidad de Extremadura, Agustín Vivas, ha explicado en rueda de prensa que “no existen dudas de que fue un funcionario” del centro extremeña el que subió a la pagina web de la entidad académica “una carpeta con tres documentos: exámenes de junio, criterios generales de calificación y criterios específicos de calificación”.

Este error ha provocado que los alumnos extremeños tengan que repetir hoy las pruebas del pasado miércoles, mientras que una comisión aún está pendiente de determinar si también se permite volver a efectuar los exámenes del jueves a los alumnos que así lo soliciten.

Otra de las condiciones que consiguieron pelear, fue la de mantener la fecha de publicación de los exámenes. En este sentido, la universidad ampliará tras nuestra demanda el número de correctores de cada asignatura para lograr que las notas estén lo antes posible.

“Como muy tarde estarán el día 16 a las 9:00 h, aunque probablemente estén antes”. En caso de repetirse los exámenes del jueves, estarían disponibles lo antes posible y sin perjudicar a los alumnos.

Del mismo modo, otra de las preocupaciones de padres y alumnos era la pérdida de viajes cancelados. La universidad se ha comprometido a cubrir todos los gastos legalmente procedentes de las personas afectadas. Para ello, abrirán próximamente en la web de la Universidad un apartado para este tipo de reclamaciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 6 =