Sí sí, has leído bien, birra gratis para celebrar el fin del Mes de la Cerveza (¿Por qué crees que el Octoberfest se llama así?), y además no hablamos de cerveza cualquiera sino de cervezas sofisticadas, solo aptas para Beerlovers.

¿Dónde?

En el Mercado de San Ildefonso. Sí, sabes cuál es, ¿El que se llama “mercado de Fuencarral” de toda la vida? Pues ese. Abre sus puertas para que todos los amantes de la cerveza se tomen unas cañitas gratis.

¿Cuándo?

¡Ya de ya! El miércoles 25 de octubre a partir de las 19.30.

¿Cómo?

Si llegas tarde, solo tienes que apuntarte mandando un e-mail al Mercado (info@mercadodesanildefonso.com) y pedirles que te hagan un huequito y te reserven una plaza. ¡Vuela!

¿Qué vas a poder beber?

Un maestro cervecero te guiará por un viaje de lo más delicioso (y un poco etílico) de la mano de cervezas gourmet. Las principales cervezas que disfrutarás en esta cata gratuita serán:

Cruzcampo Gran Reserva, la cerveza rubia de más carácter.

Una mezcla equilibrada de cerveza Cruzcampo y zumos naturales con un contenido alcohólico de 2,2 % en volumen. El resultado es una bebida muy refrescante, con sabor agradable, sabores cítricos, dulzor moderado y fácil de beber.

 

Paulaner, la cerveza alemana por excelencia.

Una cerveza de trigo originaria de Múnich y elaborada según la “Ley Bávara de la Pureza” de 1516. Creada en 1634 por los monjes Paulos, Paulaner es la cerveza oficial del Oktoberfest. Paulaner era considerada el “pan líquido” por los monjes Paulos, pues durante la Cuaresma era el único alimento que podían tomar junto con pan, agua y hierbas amargas.

 

Judas, la mejor cerveza rubia al estilo belga.

Una cerveza de tipo ale de color oro, sabor intenso con contrapuntos dulces y amargos, cuyos orígenes más antiguos datan de 1880, aunque no salió al mercado hasta 1986. Siguiendo la tradición cervecera belga, en su elaboración solo se usa malta de cebada, trigo y una mezcla de variedades de lúpulo de la zona de Bohemia.

 

Mort Subite, la cerveza belga de cereza.

Una cerveza cuya receta se remonta 300 años atrás. La más famosa y consumida es la variedad Kriek o de cereza, la única que se vende en España. Solo 5 personas dominan a la perfección el arte de elaborar y mezclar la cerveza Mort Subite, proceso que siempre se lleva a cabo bajo la supervisión del Maestro Cervecero Bruno Reinders. Él es el encargado de comprobar que se reúnen las condiciones perfectas de ambiente, temperatura y humedad para exponer el mosto de malta al aire de Kobbegem y conseguir que fermente de forma espontánea.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEstados Unidos no puede acusar a nadie de genocidio
Artículo siguienteIntolerancia
Mi nombre es Lucía, soy periodista, tengo veintimuchos/casitreinta y vivo en Madrid, esa ciudad que tiene mil rincones para comer, tropecientos lugares para vivir aventuras y cientos de ocasiones de disfrutar de planes molones. ¿Qué te parece si exprimimos juntos la ciudad? PD: en mis ratos libres devoro comida y lo cuento en mi blog La Patata Caníbal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − Doce =