El exministro de Fomento y exalcalde de Santander, el ‘popular’ Iñigo de la Serna, ha anunciado este sábado que ha decidido dejar la política después de casi dos décadas, con la intención de pasar al sector privado y ejercer su profesión de ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. “Punto y aparte a casi dos décadas de servicio público. Hoy es un día para dar las gracias a todos los que habéis estado ahí. Ha sido un gran honor. Gracias de corazón”, ha escrito en su cuenta personal de Twitter.

Tras salir del Gobierno con la aprobación de la moción de censura y sospesar presentarse a las primarias a la presidencia del Partido Popular (PP), De la Serna ha asegurado que necesitaba un periodo de reflexión para decidir cuál sería su futuro ya que fue el único ministro de Rajoy que no era ni diputado ni funcionario. Anunció su apoyo a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en cuya campaña se ha volcado las últimas semanas recorriendo buena parte de España. Con la victoria de Pablo Casado el futuro político de De la Serna quedó en el aire.

El nuevo presidente popular ha integrado a miembros de la candidatura de Sáenz de Santamaría en la Dirección del PP y, en el marco de esa integración, ofreció a De la Serna ser secretario del área de Fomento, un cargo menor que, fuentes de la candidatura de la exvicepresidenta, indicaron que había rechazado por considerarlo “una humillación”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEspartinas, un nuevo ejemplo de que el partido de Albert Rivera está incapacitado para gobernar
Artículo siguienteTenemos un grave problema en España: muchos jueces han dejado de serlo
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =