Se ha acabado el plazo que se fijaron hace dos años en la Unión Europea y sus Estados miembros, incluida España, para acoger a 180.000 personas  refugiadas a través de programas de reubicación y reasentamiento.

Ni Europa, ni España han cumplido sus compromisos.

Europa solo ha alcanzado un cuarto de lo establecido; España, un 11,4%. Ante esta pasividad institucional, miles de personas esperan en Italia y Grecia, en unos campos de refugiados una salida, pero en vez de encontrarla, en sus asentamientos sufren una violación sistemática de sus derechos.

En julio de 2015, fruto de un primer acuerdo en la UE, los Estados se comprometieron a reubicar a 32.256 solicitantes de asilo procedentes de Italia y Grecia, con el compromiso de ampliar esta cifra en diciembre hasta los 40.000, pero esto último no se hizo.

22 Estados europeos aceptaron la reubicación de 120.000 solicitantes de asilo desde Italia, Grecia y Hungría, lo que situaba el compromiso en 180.000 a repartir proporcionalmente entre terceros países.

Campaña de denuncia

Nueve ONG han emprendido esta semana una campaña de denuncia. A través de un vídeo, Accem, Amnistía Internacional, Ayuda en Acción, CEAR, Coordinadora de ONGD, Fundación Cepaim, Médicos del Mundo, Oxfam Intermón y Red Acoge han criticado la actuación de la UE y el Gobierno español.

justo eso, incumplir, es lo que hacen la Unión Europea y el Gobierno español en lo que a refugio y acogida se refiere, con las graves consecuencias que esto conlleva para miles de personas en todo el mundo” han afirmado los representantes de las ONG´s

España solo ha acogido al 11,4% de refugiados

Los Estados miembros han reubicado a poco más de 28.700 demandantes de asilo, según los últimos datos de la Comisión Europea, a 20 de septiembre. En total, sumando las cifras que manejan las instituciones europeas sobre reasentamientos y reubicaciones, los Estados miembros han acogido a más de 44.300 refugiados, es decir, al 27 % de los 180.000 comprometidos.

El fracaso de las políticas europeas en materia de refugio y asilo es escandaloso.

El ministro del interior afirmó el pasado mes de julio: No es nuestra responsabilidad que decidan huir de su país. Volviendo a encender las criticas por sus desafortunadas declaraciones del pasado 6 de julio, cuando afirmó que había que “concienciar a las ONG para que no favorezcan la inmigración irregular“. Y también dijo: “solo quise advertir de las necesidades en la coordinación para llevar a cabo esas operaciones, debemos ser sensibles pero también responsables

España forma parte de ese retrato europeo de irresponsabilidad.

El gobierno español ofrece explicaciones peregrinas y hasta irresponsables sobre sus incumplimientos: culpabiliza de las ONG, afirma que no existen ya personas para reubicar o que es imposible cumplir ese compromiso debido a la dificultad del propio sistema.

El derecho a refugio es un derecho humano; el derecho a la migración, también.

En el Estado español, 10 ONG presentaron a la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, 5 medidas que garantizarían los derechos humanos y mejorarían la situación de la población migrante y refugiada. 5 medidas que permitirían no dejar a las personas #SinSalidas. Cuando se cumple el plazo para acoger a las 17.337 personas con las que España se comprometió, no han recibido una respuesta.

Las más de 15.000 personas que aún no han llegado, también.

“La Unión Europea es incapaz de cumplir sus compromisos de mínimos y apenas mueve un dedo para que el Mediterráneo deje de convertirse en una fosa común cada vez más grande”, ha denunciado el Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR).

El plazo que finaliza hoy martes 26 de septiembre de 2017, no implica que los Estados no tengan que seguir acogiendo a los refugiados comprometidos. Finaliza el programa de la Comisión Europea de reubicación y dejarán de registrarse nuevos refurgiados desde Grecia e Italia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =