Precisamente, mientras en el núcleo del viejo continente se estaba debatiendo el Brexit ( por cierto, una mala noticia para la continuidad de un proyecto común), los socialistas extremeños nos reuníamos en Badajoz para hablar de Europa. Sobre todo de futuro.

En ese sentido, no puedo dejar de sorprenderme por la clarividente mirada hacia delante que hizo uno de nuestros mejores reservistas ( así fue presentado), Juan Carlos Rodríguez Ibarra. El Presidente nos deleitó con una profunda retahíla de mensajes diferenciadores entre lo que es nuestra cultura actual, en un proceso de continuo y dinámico cambio y lo que veremos en tan solo unos pocos lustros. Tomando, como referencia, algunos ejemplos: las posibilidades de las impresoras 3 D o las amenazas ( o alternativas, diría yo) que se vislumbran en lo que hemos conocido siempre bajo el concepto de empleo o trabajo.

Fue también el momento de hacer ver que el gran avance que ha supuesto disfrutar de una moneda común, no puede quedar sustraído por lo realmente relevante: la conjunción de sentimientos. El hecho de sentirnos uno en la diversidad de pueblos que componen y a la vez traspasan las fronteras.

Buena muestra nos la dieron los hermanos portugueses. Ambos países estamos en deuda por el inacabable déficit de contar con unas buenas comunicaciones. Una vez más, quedó explícita la necesidad. Una vez más, asumimos que la época de los discursos, de las lamentaciones, de las comparaciones…. tiene que quedar atrás para enlazar con las materializaciones de los deseos.

Hubo huecos para la charla, el intercambio de opiniones, las preguntas, las dudas y las aclaraciones. También para entrar con detalle en temas que nos van a ocupar cada vez más. Así los nuevos impuestos o la fiscalidad de una Europa más social y justa, la protección de los derechos sociales, las nuevas políticas energéticas, la agricultura, la cultura o los jóvenes fueron analizados en distintos paneles con expertos y público imbuidos en un continuo interés que dilataba las exposiciones. Lo cual fue una buena señal.

Ya es la segunda Convención o Conferencia de grandes dimensiones que celebra el PSOE de Extremadura en poco tiempo. Tras la municipal y la europea, queda la autonómica. En torno a ella, un apasionante programa electoral.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × uno =