La trazabilidad alimentaria se ha convertido en un elemento esencial en la mayoría de empresas, especialmente en las pertenecientes al sector alimentario, agricultura y ganadería. Las constantes amenazas de contaminación, transmisión de enfermedades o bioterrorismo, han provocado una preocupación cada vez mayor en el consumidor, por lo que ha crecido, a su vez, la necesidad de controlar de manera más efectiva la procedencia de los alimentos y su paso por las distintas etapas de fabricación.

Tal es así, que varias organizaciones de ámbito internacional, como la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y la OMS (Organización Mundial de la Salud), le han dado un gran reconocimiento a la trazabilidad y han expresado públicamente que debe considerarse como un elemento fundamental que ha de ser regulado por todos los países.

Esta trazabilidad viene recogida y definida por la Unión Europea en su Reglamento CE nº 178/2002 como “la habilidad para trazar y seguir un alimento, pienso, animales productores de alimentos, o sustancias empleadas para ser incorporadas en un alimento o pienso, a través de todas las etapas de producción y distribución”.

Eurofrits se hace eco de la importancia de este hábito y considera que el seguimiento de un alimento de esta manera puede aportar la información necesaria para conocer todos los elementos que han participado en su producción, así como todas las vías seguidas hasta llegar a su comercialización.

Esto sería muy útil ante cualquier problema o accidente con los alimentos, pudiendo localizar en todo momento, de forma fácil y precisa, los lotes de producción y todos los elementos que hayan estado en el origen del problema.

¿Para qué sirve la trazabilidad?

La trazabilidad, entonces, sirve para tener la capacidad de identificar los proveedores de una industria, así como las materias primas que han sido incluidas en el proceso de producción, los envases y cualquier otra sustancia que haya sido empleada. Por ello, se considera que la trazabilidad sirve para mejorar la calidad de los alimentos.

De manera más concreta, la trazabilidad es el conjunto de medidas, acciones y procedimientos que permiten registrar e identificar un determinado producto desde su nacimiento hasta su destino final. Por tanto, es la capacidad de reconstruir la historia de dicho producto, pudiendo identificar siempre:

  • El origen de sus componentes
  • La historia de los procesos por los que ha pasado el producto
  • La distribución y la localización después de la entrega

¿Por qué es necesario establecer un sistema de trazabilidad?

Después de conocer más detalladamente qué es la trazabilidad y para qué se emplea, Eurofrits tiene bastante clara la necesidad de implantar un sistema que siga de manera firme este procedimiento.

Y es que conocer el procedimiento, desde el principio al final, por el que pasa un producto o un alimento, así como todos los elementos que intervienen en el mismo, hace que si surge algún problema, de manera adecuada y segura, se pueda:

  • Informar al consumidor
  • Retirar un producto del mercado
  • Procurar la calidad del producto

Beneficios de un sistema de trazabilidad

Con todo, es bastante obvio que este sistema de trazabilidad tiene una serie de beneficios de lo más interesantes, tanto para las empresas que lo instauran como para los consumidores. Dichos beneficios son los siguientes:

  • Proporciona transparencia en la cadena de suministros.
  • Ayuda a promover la seguridad alimentaria y proteger la salud de los consumidores.
  • Mejora las relaciones entre los distintos elementos que participan en la cadena de suministros, ya que la información fluye rápidamente.
  • Mejora la gestión de la logística y el suministro, aportándole eficiencia.
  • Aumenta la productividad de las empresas.
  • Aporta confianza a los consumidores, quienes se sienten más seguros al tener la posibilidad de conocer todo el histórico del producto.
  • Ayuda a proteger la salud de las personas.

Así pues, no es de extrañar que Eurofrits y la calidad vayan siempre de la mano, ya que esta empresa, no solo habla de de la importancia de la trazabilidad, sino que la tiene muy en cuenta en sus fábricas. De hecho, en su fábrica de Burgos la trazabilidad comienza en la sala de materias primas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + diecinueve =