El viernes diez de junio da comienzo una nueva edición de la Fase Final de la Copa de Europa de Naciones que se celebrará en Francia. En esta nueva edición, en la que España defiende el título logrado en 2012 en Ucrania y Polonia, hay varias novedades, empezando por el número de selecciones que han logrado su clasificación. Por razones estrictamente económicas y políticas la UEFA aumentó el número de dieciséis a veinticuatro, lo que ha posibilitado que selecciones con tan poca tradición de estar presentes en estas fases finales participen por primera vez en su historia. Los ejemplos más claros son Islandia, Gales o Albania, países que hasta hace poco tiempo se caracterizaban por ser las que utilizaban las grandes potencias europeas para mejorar su golaveraje en las fases de clasificación.

Como en cualquier torneo de este tipo hay un grupo de favoritos, un grupo de outsiders que pueden dar la sorpresa y otro grupo que sólo jugará la primera fase pero que puede dar más de un dolor de cabeza a los primeros. Un ejemplo lo tuvimos en el pasado Mundial de Brasil con la selección de Costa Rica que, encuadrada en un grupo con tres campeones del mundo, no sólo logró clasificarse para los octavos de final sino que lo hizo como primera de grupo, sin perder ningún partido.

Desde Diario16 iremos haciendo un breve análisis de cada una de las selecciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 2 =