Carmen Nieves Ávila López, madre de la niña india de nueve años adoptada y a quien no permiten empadronarse en el Ayuntamiento de Valdemaqueda, habla para Diario16 mientras trata de asumir lo que está ocurriendo. Según explica a nuestro digital, “no quiero que sea especial, no queremos un trato de favor de la Comunidad de Madrid, pero mi hija adoptada no es menos que nadie”.

La pareja lleva doce años viviendo en el municipio que ahora niega a su hija un derecho civil como es el estar empadronada

La pareja, que llegó a España el pasado día 29 con su niña de nueve años desde la India, lleva doce años viviendo en el municipio gobernado por el PP que ahora niega a su hija un derecho civil como es el estar empadronada.

Eirat, así se llama la niña, trata de adaptarse, con muchas ganas de jugar, de conocer el mundo nuevo que tiene delante y sin saber por lo que están pasando sus padres para normalizar la situación.

La pareja inicio el proceso de adopción hace siete años y hace tres que tenemos la niña asignada. Según explica, “lo primero que hacemos al regresar es ir al Ayuntamiento, para el tema del padrón, llamar al hospital de La Paz para una revisión médica completa. Desde la Comunicad de Madrid nos explican que lo primero es empadronarla”.

Así, esta pareja hacen las gestiones como les dicen. Desde el Servicio de Adopciones de la Comunidad de Madrid les dan la documentación y acuden al Ayuntamiento para solicitar el empadronamiento con todos los papeles que desde la Comunidad les han indicado. Vuelven el día 3 de octubre para entregar la sentencia de adopción de un juzgado de la India, tal y como nos pedían. A partir de este momento, conocen que el Ayuntamiento no tiene intención de empadronar a la pequeña hasta que esté en el registro civil.

Empecinamiento del alcalde

Aun así, según informa la madre, “La Comunidad nos hace un documento que reconoce que somos una familia para que la incluyan en el padrón y cuando lo entregamos dice el alcalde que no les sirven, y que la sentencia es de un tribunal indio, al que no reconocen, por lo que hasta que no tenga nuestros apellidos no podrá estar empadronada”

El Primer Edil, Álvaro Santamaría, les dice a la cara a los propios padres que “ni va a ceder, ni consultar con nadie y que la Comunidad de Madrid no tiene competencias y que de momento para él no somos los padres hasta que no estemos en el registro civil”.

Alberto San Juan, responsable del Menor de Madrid, se puso en contacto con los padres y se ha comprometido a hacer las gestiones oportunas.

Según explica la madre adoptiva, “para el ayuntamiento, la documentación que aportamos es un pasaporte de la niña sin apellidos, porque todavía no está en el registro civil, y aunque se indican nuestros datos, ellos no consideran que seamos padres adoptivos hasta que esté en el registro civil”.

Esta situación es habitual en los padres adoptantes de India, sin embargo, no suele ser habitual esta negativa a empadronar a la pequeña. De hecho, no se conoce otro caso.

Carmen Nieves recuerda a Diario16 que “Ya fuimos al registro civil para ver la documentación que necesitábamos, y ya nos han aportado la documentación y también nos confirman que podía tardar varios meses, como mínimo no estaría hasta final de noviembre. Pero puede alargarse más”.

Desde la consejería de Sanidad y Educación se está colaborando, según la madre de la niña india, para facilitar las cosas a la pareja. Águila López explica que “nos han facilitado, desde que conocieron la situación, los trámites para el tema del colegio y el tema de la tarjeta sanitaria, me han hecho en el Ayuntamiento un informe de situación de familia”.

En el pleno del pasado miércoles, el alcalde del PP insistió en que hasta que no esté la niña en el registro civil, no estará empadronada.

El Defensor del Pueblo ya ha abierto una investigación sobre este asunto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorMarta Sanz: «Los asuntos relacionados con la condición de mujer no han sido relatados en el ámbito de la ‘gran literatura’»
Artículo siguiente12 octubre
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + 6 =