Ante la proximidad del juicio de septiembre, los acusados del caso de las tarjetas Black de Caja Madrid se apresuran a devolver el dinero que gastaron mediante el uso de estas tarjetas opacas con la esperanza de llegar a un acuerdo con Fiscalía para reducir pena. De hecho, tanto la Fiscalía Anticorrupción como las acusaciones particulares, Bankia y el Frob, han mostrado, en escritos dirigidos al instructor del Caso, el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, su disposición a “ser benevolentes” en aquellos casos en los que se haya procedido a devolver el dinero. Eso sí: la totalidad de lo gastado. Porque algunos devuelven parte, y tal gesto no es considerado.

Según ha denunciado el propio Rodrigo Rato, uno de los principales encausados, todavía hay 16 personas que no han devuelto el dinero. Estas son:

-Rubén Cruz Orive. Debe 50.368 euros. Fue consejero a propuesta de Izquierda Unida.

-Antonio Rey Viñas, sindicalista de Comisiones Obreras. Miembro de la Comisión de Control. Se gastó 191.479, 79 euros. En la actualidad debe 50.388.

-Miguel Ángel Araujo. Fue consejero a propuesta del PP. Debe 50.368 euros.

-Ángel Eugenio Gómez del Pulgar fue vocal de la Comisión Ejecutiva del PSOE de Madrid y consejero de la entidad. Debe 12.500 euros

-Gonzalo Martín Pascual estaba en representación de la UGT. Debe 8.505 euros.

-Miguel Ángel Abejón, era la voz cantante de UGT en el Consejo de Administración. Debe 44.908 euros.

-Juan José Azcona, representante de Comisiones Obreras, debe 20.788 euros.

-José Acosta era dirigente del PSOE madrileño y diputado por Madrid. Debe 77.740 euros.

-Beltrán Gutiérrez era gerente del PP de Madrid. Ahora se encuentra imputado en el Caso Púnica. Debe 58.022 euros.

-Santiago Javier Sánchez, representante del PSOE. Debe 47.152 euros

-Manuel José Rodríguez, representante “popular” en el Consejo. Debe 37.134 euros.

-Ricardo Morado era el director de organización de Caja Madrid. Debe 64.000 euros.

-Mariano Pérez Claver era consejero ejecutivo. Debe 35.742 euros.

-Juan Astorqui, el director de comunicación y relaciones institucionales. Debe 20.737 euros.

-Carmen Contreras era la responsable de la obra social. Acumula un gasto aún debido de 39.915 euros.

-Ramón Martínez Vílchez, director de riesgos,  53.119 euros.

A todos ellos hay que añadir tres nombres más de consejeros que, a pesar de haber consignado cantidades en el juzgado, no lo han hecho en la totalidad del saldo de la tarjeta que utilizaban. Estos son Rafael Spottorno, ex jefe de la Casa Real, que todavía tendría que depositar 21.897 euros, Jorge Gómez Moreno, nombrado a propuesta del PSOE, que adeuda 97.590 euros y el ex presidente de CEIM, Arturo Fernández, que todavía debe 1.450 euros.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 2 =