¿Eres un flojeras?

Ya sé, ya sé que tú no eres una persona vaga sino alguien que trabaja mucho (y con resignación) mientras padece de cansancio, debilidad o agotamiento. Cuando hablo de “flojeras” me refiero a si te sientes cansado normalmente o sólo de vez en cuando. Es importante la pregunta, no creas. Si sólo eres un flojeras eventual, no debes preocuparte, tus síntomas los padece mucha gente y pueden atribuirse a causas concretas y muy diversas, que más abajo diré. Sin embargo, si eres un flojeras permanente, sería aconsejable que acudieras al médico para someterte a una revisión. Detrás de un cansancio constante e intenso pueden esconderse muchas enfermedades serias, como el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC). 

¿Por qué estoy tan cansado?

Si tu cansancio no pasa de ser común y pasajero, nunca intenso, puede deberse a causas muy diversas, que van desde las puntuales no patológicas (estrés, insomnio, mala alimentación…) a enfermedades de diversa consideración. Aquí te dejo las más frecuentes:

Infecciones (por ejemplo, el inicio de un constipado o una gripe).

–Infección causada por bacterias, hongos o virus.

Debilidad del sistema inmunitario.

–Enfermedades cardiacas o cardiovasculares (hipertensión arterial).

Anemia por falta de hierro. falta de vitamina b12.

–Causas psíquicas (depresión).

–Enfermedades metabólicas (Diabetes).

–Causas hormonales.

–Inflamaciones crónicas del intestino (por ejemplo, Colitis ulcerosa).

–Agotamiento por situaciones especiales como un embarazo o la menopausia.

–Trastornos de alimentación (por ejemplo, anorexia nerviosa, bulimia).

Trastornos del sueño (por ejemplo, síndrome de apnea del sueño).

Ponte las pilas

Si el origen de tu cansancio se debe a una enfermedad (cardiovascular, metabólica, hormonal, cardiaca) o proceso infeccioso, necesitarás de un tratamiento médico. El médico te recetará antibióticos, si se trata de una infección.

Si, por el contrario, tu agotamiento es agudo, ya te aconsejo desde aquí más descanso y menos estrés y esfuerzo físico. Lleva un estilo de vida saludable. Te doy 11 consejos:

1.- No te quedes quieto. Comprendo que parezca una contradicción eso de estar agotado y moverse, pero no es así. Aquí se trata de conseguir vitalidad, energía, y muchos estudios han demostrado que el ejercicio nos reactiva. Sólo necesitas 21 minutos de ejercicio diario. ¿Te lo vas a perder?

2.- Dieta equilibrada. Come mucho pescado, fruta, verdura, cereales y aceite de oliva. La dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer sobrepeso, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

3.- Dormir lo justo. Según los expertos, entre 6-8 horas diarias. Dormir más o menos de esa cantidad perjudicará tu organismo.

4.- 0% de alcohol o alcohol en vaso chico. La cerveza y el vino pueden ser saludables para el organismo, si se beben en caña. La mujer, no más de 12 gramos de alcohol puro al día (1 vaso chico de cerveza). El hombre, no más de dos. Y ambos sólo 5 días a la semana.

5.- Nada de tabaco. No agotes tus pulmones. Fumar perjudica seriamente la salud y reduce la esperanza de vida en 10 años.

6.- Protege tu ADN. Evitando el tabaco, el estrés y las radiaciones UV. Te sentirás mejor y tu piel se arrugará menos.

7.- Échate una siesta. Al menos 3 veces por semana. Reduce el riesgo de padeces enfermedades cardíacas, estrés y te regenerará por dentro.

8.- Búscate pareja. La vida en compañía revitaliza y es más duradera, al menos para el hombre, según las estadísticas.

9.- Aficiónate al yoga. Aprenderás a gestionar mejor tus esfuerzos físicos y emociones.

10.- Se más tolerante. La gente comprensiva con los suyos sufre menos estrés y, por tanto, gasta a diario menos energías.

11.- Motívate. Dale un sentido a tu existencia. Recupera tus antiguas aficiones. El agotamiento anímico está muy relacionado con la desmotivación y la falta de ilusiones en la vida.

¿Y si ni con pilas nuevas? 

Si tu agotamiento es intenso y crónico, acude al médico. No lo dudes. Es posible que tengas la batería rota o, lo que es lo mismo, el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), debido a algún cuadro complejo de estrés o depresión. El tratamiento es psicológico y medicinal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − 5 =