El Estado español  ha dado orden este lunes para vender un 7% de su participación en Bankia que cuenta con un valor de mercado, según el último precio de cierre de la acción, de 841 millones de euros.

De los 22.424 millones de rescate que el Estado ha pagado a Bankia, se han devuelto poco más de 1.800 millones de euros, sumando los 1.304 millones de la venta de 2014 y los 534 millones abonados vía dividendo. A esta cantidad hay que sumarle los 800 millones que  – después de descuentos – se ingresarán con la nueva desinversión.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), primer accionista del grupo con un 67% del capital, inició ayer la venta acelerada entre inversores institucionales de un 7% de las acciones del cuarto banco del país. Con esta venta, el Estado habrá recuperado  unos 2.600 millones de los 22.424 en ayudas públicas que usó en 2012 para sanear y recapitalizar Bankia. Esto es, algo menos del 12% del dinero que recibió  de los contribuyentes.

La operación se cerrará previsiblemente antes de la apertura de la Bolsa de este martes. Las tres entidades colocadoras serán Deutsche Bank, Morgan Stanley, International y UBS.

En febrero de 2014 el Estado ya vendió otro 7,5% de las acciones de  Bankia. En aquel momento logró con el paquete  1.304 millones de euros vendiendo a seis euros la acción, ahora será a unos cuatro. El esta ocasión es probable que el Estado obtenga cerca de 800 millones.

Con estos precios, el Gobierno venderá ligeramente por debajo de la última valoración que tiene de Bankia, situada en 12.346 millones, según el último informe del Tribunal de Cuentas. Este lunes Bankia cerró con una capitalización de 12.040 millones y se venderá con descuento y también estará por debajo del coste de rescate, que se sitúa en 22.424 millones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 10 =