Y ahora que todo ya ha pasado, o más exactamente que se ha remansado pues las aguas subterráneas siguen su movimiento ciego y un tanto fanático, ahora es el momento de mirar con más tranquilidad lo que ha sucedido en Cataluña, como a unos y a otros, nos ha afectado.

Lo que veo siento y recuerdo es que estábamos todos bastante asustados. Estaban asustados los policías tras sus máscaras de casco. Estaban asustados los que votaron: era ilegal y lo sabían. Estaban asustados quienes se quedaron en sus casas. Estaban asustados todos los que miraban; e incluso, aunque no se lo reconocerían a sí mismos, los que no miraban, los que se esforzaban en fijar la atención en otro lado: en la pequeña vida de todos los días, en los problemas concretos y al mismo tiempo inexactos.

Pero la lluvia de noticias, opiniones, chistes, amenazas, banderas colgadas en lugares donde nunca se habían colgado, hacía imposible no enterarse que había dos millones de personas en Cataluña que no querían seguir siendo españoles. Y esos dos millones siguen existiendo, aunque ya están -como todos- un poco menos asustados.

El miedo es libre, como gusta decir a mi padre; y creo que acierta. El miedo. Cuando estamos asustados es imposible saber como vamos a reaccionar: gritando, corriendo, exigiendo, suplicando, escondiéndonos o enfrentándonos al mismísimo diablo. Había miedo y también había pereza y enorme desasosiego ante una avalancha interminable de posibles cambios.

Por eso tantísimos chistes corriendo por las redes sociales cuando finalmente Puigdemont no proclamó la independencia. Y la mayoría de los chistes eran afectuosos: la foto de Rajoy con cara de enamorado pasándole el brazo por encima del hombro a Carlos Carles y diciendo “Se queda”.

El humor como la válvula de escape de una olla a presión.

El susto, por supuesto, aún no ha pasado por completo. Pero casi. Porque ha hablado el dinero. El gran dinero. Las empresas cambiando su domicilio fiscal, lo que equivale a señalar que pagar impuestos en otro lado. Cataluña dejaría de aportar al conjunto de la nación el teórico veinte actual y probablemente acabaría siendo deficitaria. Pero esa no es la cuestión.

La cuestión es que el dinero ha hablado y está demostrando, ya lo sabíamos todos, todos los asustados, que está por encima de gobiernos y estados. Probablemente, y a corto y hasta medio plazo, no habrá guerras ni independencias. Así que podemos estar un poquito menos asustados; pero es casi imposible no ser consciente de que vivimos en una dictadura financiera, en la que por supuesto no existe ningún rostro concreto al que puedan odiar y maldecir, para desahogarse demonizándolo, los hombres y mujeres.

Mientras tanto, mientras sigamos comiendo, nos limitaremos a tener miedo de vez en cuando y a intentar distraernos mirando hacia otro lado. Al cabo nada es demasiado importante. Y es mejor hacerse el loco, que vivir asustado.

 

(Mecanografía: Ángel Arteaga)

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

6 Comentarios

  1. ¿El emprendedor pueblo catalán? Cuenten algo, alguna aportación así, de importancia; el descubrimiento de algún nuevo mundo, algún Quijote, alguna batalla digna de así llamarse que ganaseis, alguna conquista, algún Quevedo, algún Velázquez, el armado de alguna flota considerable, poetas que haya dejado rastro en el mundo, algún idioma que hayáis aportado y extendido por el mundo, alguna religión digna de así llamarse, algunos inventos que hayan mejorado la humanidad. No sé, algo, porque yo solo os conozco como ladrones del presupuesto (sanidad 140.000 eur cama x 120.000 eur/cama Andalucía), y capaces de robar hasta la bandera que, no nos engañemos, no era la vuestra. Venga, algún Garcilaso tendréis por ahí, ¿no?

  2. Hay muchas aportaciones catalanas a la humanidad pero para no atolondrarte solo te indicare la mas y mejor:
    el pan con tomate acompañado de su jamoncito y sabras lo que es ir mas alla del cielo.
    Un saludo campeon
    PD. aportacion de españa si robas hazlo con la bandera mas larga todo lo tapa.

  3. Tengo miedo de los unionistas a la fuerza, de los patriotas con sus dineros en paraísos fiscales, de los cínicos e hipócritas, de los recuentos de Indra, de los votos vergonzantes o estúpidos a los corruPPtos, en definitiva de la metástasis continua que asola la democracia en este desgraciado país.
    Y como tengo miedo, de momento , al menos, dejaré de expresar mis opiniones sobre la monarquía, sobre los jueces, sobre los políticos , sobre la prensa, sobre …
    Me retiro a la caverna, esperando que una vez pasado este gélido invierno democrático, algún diluvio, sin arca por favor, además de apagar los fuegos permita que repunte la esperanza de alguna nueva primavera.
    Adéu!

  4. Tengo miedo de los unionistas a la fuerza, de los patriotas con sus dineros en paraísos fiscales, de los cínicos e hipócritas, de los recuentos de Indra, de los votos vergonzantes o estúpidos a los corruPPtos, en definitiva de la metástasis continua que asola la democracia en este desgraciado país.
    Y como tengo miedo, de momento , al menos, dejaré de expresar mis opiniones sobre la monarquía, sobre los jueces, sobre los políticos , sobre la prensa, sobre …
    Me retiro a la caverna, esperando que una vez pasado este gélido invierno democrático, algún diluvio, sin arca por favor, además de apagar los fuegos permita que repunte la esperanza de alguna nueva primavera.
    Adéu!

  5. Cataluña ha sido la escusa, solo hay que repasar la España de diciembre de 2009 y la de hace una semana y asusta. Todo comenzó con la bajada de pantalones de Zapatero ante la derecha política y económica prostituyendo la Constitución acerca de la estabilidad presupuestaria, en el futuro seríamos más pobres. Después llegaron varias leyes de alcance que nos limitaban los derechos y las libertades, una reforma laboral diseñada por la derecha económica y empresarial y un ley de seguridad ciudadana (Solo para las clases pudientes), más propia de Bolivia y Corea que de un país europeo. Mientras la derecha del PP ha ido encauzando sus problemas con la justicia con el menor daño posible, raramente cae algún político, sin olvidarse que a la España profunda y ultra a la que también representa La Iglesia Católica, el PP y la COE, estaba dando los últimos toques al problema Catalán, que será el aviso a navegantes para otras autonomías que han caído en manos tan peligrosas como el PNV o el PSOE, que todo se andará.
    Con el incomprensible apoyo del PSOE y miles de españoles que se han visto atacados en sus fibras sensibles del Nacionalismo trasnochado, o al menos es lo que si ha sabido transmitir la derecha de Rajoy y sus lacayos más extremos, la colaboración del Fiscal General del Estado, estilete pepero para amenazar a lo insurgentes, y la del Tribunal Constitucional diseñado a su medida, están preparando y allanando el camino para terminar de enterrar de facto la Constitución o lo que queda de ella y las pocas libertades de que gozamos aun la masa pleveya y más desfavorecida de este país.

  6. Siento no estar de acuerdo con tu punto de vista la Independencia esta mucho mas cerca ahora que el 1 de Octubre tiempo al tiempo solo es cuestion de esperar que todo poco a poco se vaya poniendo en correlacion pero este movimiento ya no lo para nadie ademas no son 2 millones los indepes en estos momentos muy posiblemente sean mas de dos millones y medio que con un censo de 5,3 o 5,5 si dejan votar a los que residen fuera (en la democracia española llevan varia elecciones que no les dejan votar) aunque votara un 80% del censo solo debes de hacer numeros y todo para dar otro pasito mas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =