La recién elegida Concepción Espejel como presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional entró en la carrera judicial a través de una oposición menor, juez de Distrito, respecto a muchos de sus compañeros, una oposición que requería una quinta parte de esfuerzo que la de Instrucción.

Según fuentes judiciales consultadas por Diario16 Mediterráneo, Concepción Espejel se benefició de la unificación de la carrera judicial aprobada en el año 1981 por la cual se unieron las carreras judiciales con la justicia municipal. Esta unificación se hizo por mandato constitucional y los jueces y secretarios de distrito se integraron en la carrera judicial.

Según confirma la documentación consultada por Diario16 Mediterráneo, Concepción Espejel se presentó a las oposiciones a juez de distrito convocadas por el Consejo General del Poder Judicial y publicadas en el Boletín Oficial del Estado del 15 de octubre de 1981, oposiciones que aprobó con un resultado nada brillante, dado que ocupó el puesto 35 de un total de 80 aprobados. En esas mismas oposiciones encontramos a nombres tan importantes como el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, que ocupó el lugar 29 y el actual presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, Vicente Manuel Rouco, que ocupó el número 50.

El hecho de que Concepción Espejel entrara por la puerta de atrás en la carrera judicial es una demostración más de que su nombramiento no obedece a sus méritos profesionales sino, más bien, a méritos políticos. La otra candidata que optaba al puesto, Manuela Fernández Prado, sí que accedió a la carrera judicial a través de las oposiciones de juez de Instrucción, hecho que, además de sus más de 25 años de experiencia en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, le otorga mucho más méritos para habérsele concedido la Presidencia de dicha Sala.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + seis =