Con una memorable segunda parte, la selección española de Balonmano consiguió ayer entrar en la historia de este deporte en Europa, al ganar a Suecia en la fina europea.

A la quinta va la vencida, España ha necesitado disputar cinco finales para hacer con el Campeonato de Europa. Por contra, rompe la espectacular estadística de Suecia, que había ganado hasta el momento todas las finales que había disputado.

La selección española de balonmano masculino logró este domingo en el Arena Zagreb ante Suecia, en su quinto intento, un oro en el Europeo del que se le ha privado en las ocasiones anteriores, ante Suecia (29-23).

Con este triunfo de la selección, los tres grandes galardones del balonmano quedan de la siguiente manera: Dinamarca, campeona olímpica; Francia, del mundo, y España, de Europa.

Los de Jordi Ribera han firmado una segunda parte impecable, con un Sterbik soberbio, que ha dejado noqueado a una Suecia, que venía superando al cuadro español en unos primeros 30 minutos muy sólidos. Tras el paso por vestuarios, los Hispanos reaccionaron y con un parcial inicial de 4-0, empezaron a profundizar en la herida sueca y han imponiéndose con ligera comodidad.

El MVP de la final del Campeonato de Europa ha sido el meta español Sterbik, con un 38% de acierto en sus paradas.

España rompe así el gafe y la mala suerte que se le asociaba en el Campeonato de Europa, cuando llegaba a una final.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + once =