El aumento de ofertas de trabajo en Grecia ha situado a España en el furgón de cola en creación de empleo en el sector de construcción e industria. El sector servicios sigue siendo en el que más vacantes hay, según el Salto (propuesta del periódico Diagonal, libre e independiente)

Indica, que “las estadísticas de Eurostat sobre puestos de trabajo vacantes en el marco de la Unión Europea y la zona euro han mostrado hoy el relativo alcance de la recuperación de creación de empleo en el sur de Europa. Mientras Grecia aumenta el nivel de ofertas de trabajo, Portugal y España permanecen estancadas. Los tres países del sur son los únicos en los que la oferta de puestos de trabajo creció en los primeros meses del año por debajo del 1% respecto al trimestre anterior”.

Significativamente, el sector que genera la creación de puestos de trabajo en España es el de servicios. La oferta aumentó un 0,7% en el periodo entre enero y marzo, fundamentalmente en turismo, sector no productivo desde el punto de vista de los Sectores Económicos de Actividad. Es en construcción e industria donde se produce la subida más baja —un 0,4%—, lo “que sitúa al país en el último puesto entre los 28 estados europeos”.

Según el Salto, la media europea se encuentra en un ascenso del 2,2% en vacantes de puestos de trabajo. La brecha entre puestos en oferta entre servicios e industria y construcción es menor: se crearon un 2% más de ofertas en el segundo sector productivo y un 2,4% en el sector servicios. República Checa, Bélgica y Alemania son los países que más puestos de trabajo han puesto en oferta en lo que va de año.

Si tenemos en cuenta que el pasado 15 de junio, “el INE publicó los datos sobre vacantes correspondientes al primer trimestre de 2018, que ratifican las estadísticas de Eurostat. De las 101.512 vacantes, casi un 88% se encuentran en el sector servicios, son casi 90.000 puestos de trabajo. En todo el territorio apenas hay 4.564 puestos pendientes de ser cubiertos en la construcción y 7.792 en industria”.

Por un lado, los puestos de trabajo “se concentran en Catalunya y la Comunidad de Madrid: un 46% de los puestos por cubrir se encuentran en estos dos núcleos”.  Por otro lado, “las comunidades de La Rioja, Cantabria y Asturias prácticamente no generan puestos vacantes: no llegaron a 1.700 las ofertas de empleos que se produjeron en esas tres comunidades en los tres primeros meses del año”.

Asimismo, el Instituto Nacional de Estadística certificó el estancamiento de los costes laborales. Corregido el efecto estacional, en el primer trimestre del año, la suma de salarios y cotizaciones se mantuvo en el mismo nivel que el mes anterior. En el coste laboral por trabajador y mes hay diferencias significativas por comunidad autónoma y por sectores.

En Madrid, el coste laboral supera por poco los tres mil euros, mientras que en la comunidad en la que menos se cobra —Extremadura— el coste laboral no llega a 2.000 euros por persona y mes, según datos de el Salto.

Según Andrés Macario, el sector industrial considera que su futuro pasa por abordar de una manera adecuada una serie de aspectos clave. Primeramente, es necesario que el precio de la energía sea más competitivo en comparación con otros países de Europa y del mundo, así como desarrollar nuevas infraestructuras en materia de transporte. También se busca que desde las instituciones públicas se promueva la internacionalización de las empresas españolas y la inversión en innovación, desarrollo tecnológico y digitalización de las empresas industriales.

Sobre el marco regulatorio, desde el propio sector industrial se pide un encuadre jurídico que proteja los principios de unidad de mercado y evite la inseguridad. Asimismo, se destaca que, en muchas ocasiones, existe una sobrerregulación en el ámbito industrial, por lo que hay que trabajar para mejorar la eficacia y la eficiencia de las normas actuales y futuras. En materia fiscal es fundamental lograr la coordinación entre el Estado y las Comunidades Autónomas para evitar la disminución de competitividad en las empresas y la duplicidad en los impuestos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSanti Vila se da de baja del PDECat
Artículo siguienteEl estertor asesino del PRIAN
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 8 =