Policía y Guardia Civil investigan cien casos de explotación y trata de blancas al año. Foto: TVE.

Según datos de la Fiscalía de Extranjería nuestro país se ha convertido ya en algo así como el gran paraíso de las bandas organizadas que se dedican al contrabando de seres humanos. Los datos resultan estremecedores. Desde 2012 se han abierto más de 600 investigaciones –al menos cien anuales– entre las que destacan casos relacionados con la explotación sexual (un 86%), delitos de abuso laboral (alrededor del 9%) y mendicidad (un 3%). Por debajo del 1% estarían los asuntos relacionados con matrimonios forzosos, extracción de órganos y otras actividades delictivas. De todos los expedientes investigados por la Fiscalía 101 acabaron en sentencia (66 condenas y 35 absoluciones), otros 168 fueron archivados provisionalmente y cerca de 300 se encuentran en tramitación. Hay víctimas de más de 60 nacionalidades distintas.

El informe asegura que el índice de estos delitos en nuestro país es “muy elevado”

El estudio realizado por la Fiscalía de Extranjería de España reconoce que existe un “alto índice” de trata sexual en nuestro país. Se esclavizan mujeres procedentes de prácticamente los cinco continentes, sobre todo de Nigeria, Rusia, Rumanía, Bulgaria, Ucrania, China, Paraguay y Colombia. La mayoría de las rescatadas se encontraban en clubes de alterne o pisos regentados en régimen de “proxenetismo consentido”.

Cada 30 de julio desde hace cinco años se celebra el Día Internacional contra la Trata, con el que se pretende concienciar a la población de la existencia de mafias organizadas que abusan de seres humanos hasta reducirlos a la categoría de simple ganado de carga. El lema de este año es “Asiste y protege a las víctimas de la trata”, con el que se pone de relieve las “graves consecuencias derivadas de los conflictos y los desastres naturales”, así como el riesgo al que se enfrentan millones de personas que pueden verse atrapadas en estas redes. Según la Fiscalía, la mayoría de las víctimas de estos delitos nunca llegan a ser identificadas y, por tanto, no tienen acceso a asistencia legal o protección social. El informe, demoledor de principio a fin, añade que se logra la captación de la mujer y su consiguiente desarraigo abusando de su “patente necesidad, escasísima formación y evidente pobreza”. “Son vendidas, torturadas, golpeadas, marcadas, humilladas, amenazadas y coaccionadas de todas las maneras imaginables para vencer su resistencia a ser explotadas”, y en ocasiones se las presiona y atemoriza mediante la religión, como por ejemplo el vudú, continúa el informe. Nigeria es en la actualidad el país de África de donde proceden la mayor parte de las víctimas de trata que son explotadas sexualmente en España. En el año 2017 la Unidad de Extranjería detectó que de las 289 identificadas, 114 son de origen africano (113 de nacionalidad nigeriana), entre las cuales se encuentran 14 menores. La mayoría provienen del Estado de Edo (Benín City) y han sido captadas con engaño y con falsas promesas de desarrollar un trabajo provechoso. La víctima, cuando accede a contactar con las mafias, se compromete a pagar una cantidad desorbitante de dinero –entre 30.000 y 50.000 euros–, que deberá satisfacer en los plazos que le señalen una vez obtenga rendimientos por su trabajo. El acuerdo migratorio y el compromiso adquirido se sellan con prácticas de vudú o “yuyú”, que garantizan no solo la devolución por parte de la víctima de la deuda contraída, sino también que no denuncien a los traficantes. Una vez captadas las mujeres se las traslada a nuestro país, generalmente en avión, aunque también en patera, siguiendo la ruta de Libia o desde Marruecos.

“Son sometidas a condiciones de explotación insufribles, sin protección, obligadas a actividades sexuales especialmente depravadas, a disposición las 24 horas, en régimen de acuartelamiento”, asegura el informe. Tanto es así que según este estudio el grado de sufrimiento es tal que algunas de ellas “quedan marcadas de por vida con graves lesiones psicológicas”, llegando a asumir que la situación dramática en que se encuentran es culpa suya. Los agentes de Extranjería han detectado que la mayoría desconfía de las autoridades judiciales y policiales cuando son rescatadas y que se encuentran con el problema del idioma. “Las víctimas siempre mienten por miedo”, comenta el fiscal de Sala de la Unidad de Extranjería, Joaquín Sánchez-Covisa. “Es prioritario rescatar a esas personas por encima del buen éxito de la investigación. Tenemos que entender que estamos ante negocios que mueven más de 5 millones de euros al día, son tratadas como cifras de negocio no como seres humanos”. En no pocas ocasiones se da el caso de que cuando se produce la liberación muchas de ellas no pueden ser retornadas a su país de origen al no ser bien recibidas por la comunidad de la que proceden, e incluso son rechazadas por sus propios padres y familiares, como sucede en los supuestos de víctimas indígenas sudamericanas.

Y mientras se celebra el Día Mundial contra la Trata, el dato más espeluznante es que más de 20 millones de seres humanos en todo el mundo son víctimas de un trato denigrante a nivel sexual y laboral. “Estamos ante la esclavitud del siglo XXI, de la que no escapa prácticamente ningún país, ya sea por el origen de las víctimas, por ser una zona de tránsito o por el destino final de las personas afectadas. Lo más terrorífico de esta lacra universal es que aproximadamente un 30% de las víctimas son niños y niñas”, aseguran fuentes de la Fiscalía citando el Informe Mundial sobre la Trata de Personas elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Por otra parte, en 2017 Cruz Roja asistió a más de 1.000 personas a las que se detectaron “indicadores objetivos de estar sufriendo una situación de trata de seres humanos” en España. “Con todas ellas se ha procurado crear un entorno seguro y de confianza donde la persona pueda comenzar su proceso de recuperación. Asimismo, todas han recibido información sobre los derechos que les asisten y la protección que podrían obtener”, aseguran fuentes de la oenegé.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =