España se mantiene como líder mundial en donación y trasplantes gracias a la generosidad de los donantes y a sus familias a los profesionales, según datos oficiales del Ministerio de Sanidad. La titular, Dolors Montserrat, explica que el éxito se debe también “a la ONT, a nuestro gran Sistema Nacional de Salud y al compromiso firme y decidido de este gobierno por dar vida a quien más lo necesita”.

España realizó en el 2017 más de 5.000 trasplantes de órganos

Así, nuestro país mantiene el liderazgo mundial durante 26 años consecutivos, pues ha vuelto a batir su propio récord al alcanzar en 2017 los 46,9 donantes por millón de población, con un total de 2.183 donantes.

Esto ha permito realizar 5.259 trasplantes de órganos, superándose por primera vez en 2017 la cifra de 5.000 trasplantes. Esta cifra eleva la tasa de trasplantes a 113 por millón de población y consolida a España internacionalmente como ‘el país de los trasplantes’.

Dolors Montserrat destaca que son “los mejores datos en la historia del sistema español de trasplantes” que evidencian que “España es el país más generoso del mundo, donde más personas donan órganos que salvan vidas”, por lo que ha agradecido especialmente la generosidad de la sociedad española en uno de los momentos más difíciles de sus vidas.

En este sentido ha añadido que en los últimos 3 años la tasa de donación por millón de población ha aumentado en un 30%. Estos datos suponen que en el 2017 cada día 6 personas han donado sus órganos y se han realizado 14 trasplantes diarios.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa Legión, acusada de delitos de odio y discriminación a la mujer por sus cánticos machistas
Artículo siguienteDejen que pensemos por nosotros mismos
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 6 =