Soraya Sáenz de Santamaría cargaba ayer en una entrevista en Onda Cero contra Ciudadanos por negarse a ceder un escaño y de esa manera los populares podrían tener su propio grupo parlamentario.

Desde Ciudadanos la respuesta es contundente: ceder un diputado a los populares costaría a las arcas públicas 800.000 euros y que por ello no lo harán. Y es que al no contar con grupo parlamentario, el PP catalán dejará de percibir esa cantidad de las subvenciones públicas como compensación por el buzoneo de campaña.

Por otro lado, Albiol, que además de ser diputado en el Parlament es Senador por designación autonómica por el Partido Popular, después de los nefastos resultados electorales el 21-D alcanzados por su partido y con aparentemente nula voluntad por parte de la formación naranja de cederles un escaño, es posible que no repita en el Senado y el PP de Cataluña, cuando toque elegir Senadores, se quede sin escaño en la cámara alta. 

Actualmente, dos de los senadores de designación autonómica recaen en manos del PDeCAT, otros dos de ERC y uno, respectivamente, del PSC, de Catalunya Sí que es Pot, de Ciudadanos y del PP.  Atendiendo a los resultados de las últimas elecciones catalanas, lo más probable es que el senador que ahora ocupan los populares, pase a manos de Ciudadanos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =