Inglaterra no necesitó emplearse a fondo para golear a Panamá (6-1) en un partido histórico en la existencia de la selección canalera, que consiguió marcar su primer gol en una Copa del Mundo. Cinco de los goles fueron antes del descanso –cuatro de ellos, a balón parado– lo que refleja el devenir de la primera mitad y que la segunda tuviera un ritmo mucho más reducido.

Con este resultado, Inglaterra lidera el grupo G empatada a Bélgica con seis puntos, pero también igualada a todo salvo a tarjetas, lo que en caso de empate en su confrontación en la última jornada de la fase de grupos –jueves 28, 20:00 horas (Telecinco)– puede decidir quien pasa a octavos como primero de grupo, según los criterios de la FIFA.

Los siete goles fueron lo más destacado del partido, en el que Inglaterra no se esforzó al máximo y Panamá estuvo suelta, incisiva, pero con la idea fija de hacer historia con al menos un gol que llevar a su leyenda. Los británicos no tenían dudas sobre su victoria, pero sí querían conseguir el mayor número posible de goles para mejorar los números de Bélgica.

El primer tanto llegó a los ocho minutos en el saque de un córner, cuando John Stones se desmarca en una jugada de estrategia y remata sólo desde el punto de penalti (1-0).

Panamá tenía asumido su rol y no sólo en ningún momento se vino abajo, sino que creó algunas ocasiones de peligro para la portería de Pickford. Esta tónica continuaría durante todo el partido.

El 2-0 llegó de las botas de Harry Kane, pasado el cuarto de hora de juego, al transformar el penalti que Escobar cometió por arrollar a Lingard en el área pequeña.

Sobrepasada la media hora llegó el tercero, en una jugada elaborada de Inglaterra que Lindgard culminó de un magnífico disparo desde el borde del área, con el balón rozando el larguero (3-0).

El cuarto llegó a falta de cinco minutos para el descanso, en una jugada ensayada al saque de una falta que culmina de cabeza John Stones (4-0). Hubo dudas sobre un posible fuera de juego, pero el VAR confirmó la posición reglamentaria del jugador inglés.

Tan sólo tres minutos más tarde, el árbitro señaló un penalti por agarre de Godoy a Kane dentro del área, mientras esperaban el saque de una falta. Harry Kane engaña al portero y fusila a media altura para conseguir el 5-0 con el que llegaría el descanso.

La vuelta al terreno de juego tuvo una escena curiosa entre los seleccionadores de Inglaterra y Panamá, Gareth Southgate y Hernán Darío Gómez Jaramillo. Parecía que hablaran de un pacto de ‘no humillación’, aunque al conjunto británico aún le hacía falta un gol más para mejorar los números de Bélgica. El caso es que el juego decayó durante los primeros diez minutos de la segunda mitad, pero Panamá seguía intentando hacer historia.

El definitivo gol inglés llegó pasado un cuarto de hora de la reanudación. Harry Kane tuvo la ayuda de la fortuna para conseguir el hat trick, cuando Loftus-Cheek dispara a puerta desde el borde del área y el balón golpea en Kane para entrar en la portería de Penedo (6-0).

Panamá consiguió, por fin, hacer historia en la Copa del Mundo. Si ya era un hito conseguir su clasificación, el histórico Felipe Baloy entró en la leyenda canalera al rematar a gol un balón que le llegó tras el saque de una falta en la frontal del área británica (6-1). Faltaban poco más de diez minutos para el final del encuentro, pero el marcador no se movió y la fiesta en las gradas se multiplicó por las celebraciones de los seguidores de ambas selecciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Igualdad entre Japón y Senegal (2-2)

Japón remontó en dos ocasiones el marcador en contra ante Senegal y consiguió un merecido reparto de puntos que, a priori, podía beneficiar a las dos selecciones que encabezan igualadas el grupo H de esta fase de la Copa del Mundo.

Senegal tomó ventaja a los diez minutos por un grave error del portero Eiji Kawashima al tratar de despejar el balón y aprovechó, muy oportuno, Sadio Mané para marcar el 0-1.

El tanto afecto a Japón durante los siguientes minutos, pero consiguió resurgir del mazazo que supuso el gol y la forma de recibirlo. Mientras, Senegal jugaba muy rápido, con peligro en el contraataque y en busca de consolidar la ventaja.

Los japoneses lograron igualar el marcador, pasada la media hora, gracias a una jugada que culminó Inui –que realizó un excelente partido– con un disparo bajo y raso junto al poste (1-1). Esto hizo que la selección nipona se viniese arriba, mientras dejaba a Senegal que tuviera la iniciativa.

El partido continuó en los mismos derroteros hasta el descanso y durante buena parte de la segunda mitad. Japón hacía gala de una gran técnica, mientras Senegal demostraba tener una excelente condición física.

Las ocasiones llegaron en mayor medida del lado japonés –con Inui y Osaka como protagonistas– pero, en el peor momento de juego senegalés, llegó el segundo gol de la selección africana. Wague culmina una jugada entre Sabaly y Niang con un disparo imparable que Kawashima no puede evitar.

El partido continuó abierto. Japón no se resignaba y presionaba a Senegal, con un ritmo mucho mayor que en la primera mitad, lo que le permitió tener varias ocasiones para marcar. Senegal continuaba con su gran demostración física, que le permitía realizar contraataques muy rápidos y crear ocasiones de peligro.

Pero la gran experiencia de Keisuke Honda y la calidad de Takashi Inui llevaron, de nuevo, el empate al marcador. En un error del portero Khadim Ndiaye al tratar de despejar un balón, los delanteros japoneses estuvieron muy oportunos para que Inui dejase que Honda colocase el 2-2 en el marcador que sería el resultado definitivo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Colombia resurge y Polonia hace las maletas (0-3)

La selección colombiana ha recuperado el rumbo tras el pinchazo que tuvo con Japón y disputará a Senegal –jueves 28, a las 16:00 (Cuatro)– la clasificación para octavos de final al derrotar a Polonia (0-3), que tiene que hacer las maletas al tener su marcador en blanco.

Tanto Colombia como Polonia hicieron cambios en sus equipos titulares respecto a sus anteriores alineaciones y afrontaban el partido con mucha tensión debido a lo mucho que se jugaban: si uno perdía, se iba para casa. Esto quedó plasmado sobre el terreno de juego, con muchos nervios e imprecisiones que marcaron toda la primera parte.

A medida que transcurrían los minutos Colombia llevaba la batuta del partido, lo que provocó que, a falta de cinco minutos para el descanso, llegase el primer tanto para los cafeteros. Yerry Mina cabeceó al fondo de las mallas una magnífica asistencia de James Rodríguez, que realizó un magnífico partido (0-1).

Polonia lo intentaba, pero fallaba el último pase. Incluso Robert Lewandowski tenía que bajar al centro del campo para recibir el balón y tratar de avanzar para crear peligro, pero apenas lo conseguía.

La selección polaca salió fuerte tras el descanso, pero ese ímpetu le duró muy pocos minutos, aunque tuvo alguna ocasión a cargo de Lewandowski. Colombia, más calmado, era capaz de controlar el balón y crear juego con ocasiones de peligro.

El segundo tanto llegó a falta de veinte minutos para el final, en una jugada de ataque que dirigió Juan Quintero y puso un balón a Radamel Falcao al borde del área, para que se adentrase y batiera de forma magistral con el exterior del pie al portero Wojciech Szczesny (0-2).

Colombia se vino arriba al ver que su clasificación para octavos está más cerca y que iban a depender de ellos mismos. Cinco minutos más tarde, Colombia sentenció el partido. Un magnífico contraataque que inició James siguió con un excelente pase del ex jugador del Real Madrid, al poner el balón a Juan Cuadrado para que se fuera de dos defensas en velocidad y, de tiro cruzado, batiese a Szczesny (0-3).

Polonia, hundido, se despide de la Copa del Mundo con el partido ante Japón. Todo parece indicar que no será enemigo muy difícil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSi el mar hablase
Artículo siguienteSi yo fuera Fernando Alonso, después del GP de Francia
Periodista con 27 años de profesión a sus espaldas, ha trabajado en medios de Comunicación de Extremadura y Castilla y León, además de colaborar con prensa económica como el Cinco Días y de poner en marcha su propia agencia de Comunicación Comunica2, que se ha caracterizado por la organización de eventos nacionales e internacionales y gabinetes de Comunicación para empresas públicas y privadas. También ha dirigido campañas de Comunicación Política y asesorado a personajes públicos. Según su criterio, los principios básicos del Periodismo, sólo pueden tener como base la libertad de expresión. Algo que empresas e instituciones políticas se han ocupado de manejar en favor de sus intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × cinco =