Esa luz cegadora

0

Cabecera-resenas_LaReinaNieves

“Estoy seguro de que hay gente encantada de hacer recados, llegar puntuales al despacho y esperar con ganas que llegue por fin la hora del almuerzo. Les deseo lo mejor, pero lamento decirles que nunca han sido los personajes adecuados para una novela, y es muy probable que nunca lo sean”. Con estas contundentes palabras, el escritor norteamericano Michael Cunningham deja una carta de presentación simbólica de su narrativa, conocida a nivel mundial después del éxito de su novela Las horas, ganadora del Pulitzer en 1999.

En un Nueva York frío y helado, unos seres con el rumbo más o menos perdido pululan en busca de una luz que ilumine sus caminos. Y esta llega para Barret mientras pasea cabizbajo por Central Park hundido tras la enésima ruptura sentimental; o para su hermano Tyler que busca inspiración para escribirle una canción a su novia enferma a pocos días de contraer matrimonio; o para los amantes que se dan las que quizá sean las últimas caricias furtivas que se dediquen mutuamente. Cunningham ha logrado una vez más crear un clima tan personal y sincero que, más que dejar helados a sus lectores, calienta corazones en busca de emociones verdaderas.

ficha-autor-Michael

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + quince =