La intermediación hipotecaria es un servicio con unas tarifas elevadas en nuestro país, por lo que no es una opción interesante para todos los perfiles. El comparador de hipotecas HelpMyCash.com ha elaborado la guía gratuita “Cómo firmar una hipoteca con un bróker” en la que se explican las ventajas, inconvenientes y características de este servicio hipotecario.

¿Qué tarifas cobran los bróker en nuestro país?

En primer lugar, sólo abonaremos el servicio del bróker si terminamos firmando alguna de las hipotecas que el intermediario nos presenta. Por lo que no debemos pagar ni un solo céntimo al bróker al inicio de la contratación del servicio.

En segundo lugar, por ley, los bróker no pueden cobrar por su trabajo más de un 5 % del importe de la hipoteca que contratemos. Aunque cada intermediario fija sus tarifas, dentro de los márgenes que establece la ley, normalmente tarifican en función de la financiación conseguida.

Por ejemplo, si solicitamos una hipoteca con una financiación inferior o igual al 80 %, la tarifa puede estar entre el 2 % y el 3 % respectivamente, sin embargo si requerimos una hipoteca 100 % los costes pueden ascender hasta el 5 %.

¿A quién le puede interesar contratar un bróker?

Como hemos visto en el punto anterior, si un bróker puede cobrarnos hasta un 5 % del valor de la hipoteca, es decir, 5.000 euros de cada 100.000 euros, no a todos los consumidores puede salirnos a cuenta contratar este servicio.

Según el comparador HelpMyCash.com existen dos casos concretos en los que puede ser útil recurrir a la intermediación hipotecaria:

  • Perfiles que no cumplan con los requisitos de la banca: aunque nunca debemos endeudarnos por encima de nuestras posibilidades, si vamos a solicitar una hipoteca y contamos con todos los requisitos, pero no tenemos ahorros suficientes como para contratar un préstamo hipotecario al 80 % y necesitamos más financiación, los bróker pueden ser un servicio interesante, porque nos conseguirán la hipoteca que nosotros no podremos negociar con el banco.
  • Perfiles solventes que no disponen de tiempo: si contamos con ingresos elevados, ahorros suficientes y trabajo estable, pero no disponemos del tiempo necesario para buscar una hipoteca. En este caso, contratar un bróker como un servicio por el que se estamos dispuesto a abonar un precio, aunque sea elevado, puede ser una gran solución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + Doce =