Me parecen estupendas las medidas que propone el Secretario General del PSOE para salir del atolladero: unas Primarias en octubre y un Congreso en diciembre. Creo que es lo que el partido necesita: un líder bien legitimado y un espacio institucionalizado donde deliberar, debatir y consensuar una estrategia para recuperar el sentido y la orientación de la acción socialdemócrata.

Me parece estupendo, es lo que exige la situación y no sólo porque lo imponen los plazos legales. Ahora bien ¿se harán estos procesos con las mínimas garantías democráticas de transparencia e igualdad de oportunidades?

No hablo de legalidad, hablo de legitimidad. Pues como estamos viendo la primera no vale nada más que para generar conflicto si no es capaz de inferir legitimidad. Susana Díaz avaló a Pedro Sánchez para la SG. Podría ser todo lo legal que se quiera, pero aquel proceso, basado en la captación de avales y con unos límites bastante arbitrarios, no infirió legitimidad y prueba de ello es que hoy anden a la gresca sin importarles nada las consecuencias para el partido. Dos políticos de un mismo partido que se supone que eran socios en una estrategia para hacerse con el control del partido. En aquel proceso de primarias de 2014 lo que menos hubo fue transparencia e igualdad de oportunidades, dos importantes fundamentos para una democracia efectiva y eficaz. Para una democracia capaz de establecer una legalidad legitimadora.

Estamos asistiendo a un momento histórico en el que todo se mezcla, todo fluye y resulta muy difícil diferenciar estructuras para poder trabajar sobre ellas y rediseñarlas para que produzcan las ideas que la acción necesita para entrar en un movimiento socialmente productivo. Los políticos están más pendientes de su imagen y de cómo comunicar y el qué, que de defender con coherencia su discurso ideológico. Los periodistas parecen dedicarse más a la política que los propios políticos, se han olvidado de aquella función que se les atribuye de “perro guardián” que controla al poder para que no se extralimite. Ahora políticos y periodistas parecen socios en empresas dedicadas al ejercicio del poder. Empresas privatizadas al estar financiadas por el cada vez más concentrado poder financiero. ¿Dónde queda entonces la democracia?

El que la gente en general crea que en las elecciones elige directamente al Presidente del Gobierno ya es un importante dato para plantearse a qué están jugando tanto los políticos como los periodistas. Ambos parecen ponerse de acuerdo o al menos demostrar cierta complicidad para decirnos que el que gana las elecciones es el que tiene derecho a gobernar cuando no es así, pues gobierna el que más apoyos parlamentarios consigue. Efectivamente, hay que negociar en el Parlamento.

Señor Sánchez, Secretario General del PSOE, enhorabuena por su arrojo y voluntad de salir de este atolladero político.

Será lo que quizá le digan aquellos que distraídamente se sientan ante el televisor y dejan que pasivamente la “información” penetre inconscientemente en sus mentes. A mí me pasa con el futbol; no me gusta, no lo sigo, pero no sé cómo casi siempre termino enterándome de lo que “dicen” que ha hecho el Messi o el CR7.

Yo, Sr. Sánchez, también le daría la enhorabuena pero hay un detalle que me lo impide por las dudas que me genera. Usted apuesta mucho y fuerte por la comunicación política, no me parece mal, pero luego hay que asumir las consecuencias. Hay un pequeño detalle que me hace pensar que está haciendo un posado más, que no está buscando un líder bien legitimado ni un espacio regenerador de la socialdemocracia, si no que está tratando de salvar su trasero cueste lo que cueste, incluso si el PSOE termina como el PASOK o peor.

Sr. Sánchez, primero el Congreso y después las Primarias y si en ese Congreso se acuerda que las Primarias sean abiertas a los simpatizantes (como lo fueron en Francia), a dos vueltas y sin avales entonces, si usted se presenta, seguro que saldría elegido. Y con mucha legitimidad. Ahí sí le daría mi enhorabuena, incluso aunque no saliera elegido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce − Ocho =