La Comisión de Investigación Fernández Díaz, respecto a “la utilización partidista en el Ministerio del Interior” como señala Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), se encuentra en proceso de conclusiones, al aprobarse el cierre de esta Comisión el pasado 5 de julio, con los votos de Partido Popular, PSOE y Ciudadanos, “habiéndose substanciado solamente cinco comparecencias, sin haber recibido toda la documentación requerida, a pesar tenor de la gravedad de les hechos que se investigaban”, sostiene ERC, que alegan “absolutamente prematuro e injustificado” el cierre de esta investigación. Aún así, ERC declara probado en esta Comisión que “bajo el mandato del Ministro Fernández Díaz, se elaboraron pruebas falsas para incriminar al actual Vicepresident y Conseller de Economía y Hacienda de la Generalitat de Catalunya y Presidente de ERC, Oriol Junqueras, así como el intento de incriminar al exalcalde de Barcelona, Xavier Trias”, ha subrayado ERC en sus conclusiones definitivas, en un comunicado al que he tenido acceso Diario 16.

“Ha quedado probado que las reuniones mantenidas entre el Ministro Fernández Díaz y el exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel De Alfonso, tenían como finalidad conspirar para influir en la coyuntura política catalana”, expone Esquerra Republicana de Catalunya, que argumenta “la existencia de una sistematización destinada a imputar casos de corrupción, infundir sospechas y calumnias a rivales políticos a través de filtraciones en los medios de pruebas falsas y la manipulación documental”.

En las conclusiones expuestas por esta formación política han hecho hincapié en “una Policía Patriótica, que siguiendo órdenes políticas puso en marcha la llamada Operación Catalunya. Esta operación implicaba cargos políticos, funcionarios del Ministerio del Interior y miembros de otras Instituciones, como la Oficina Antifraude de Cataluña y de la judicatura, que estaba destinada, presuntamente, a espiar, seguir y conspirar contra los representantes políticos democráticamente elegidos”, ha señalado ERC, que responsabiliza de esta acción al Ministerio del Interior, “bajo el mando del entonces Ministro, Jorge Fernández Díaz”, sin descartar que “la Policía Patriótica y su objetivo, tuviera su origen en anteriores mandatos”.

Además, ERC considera probada la existencia de una connivencia entre la cúpula policial del Ministro Fernández Díaz y determinados medios de comunicación “con el propósito de publicar información falsa con el único objetivo de perjudicar a partidos políticos catalanes y sus dirigentes, tal como se desprende del conjunto de llamadas intercambiadas entre miembros de la cúpula policial y periodistas”. Según manifiesta ERC, “se perseguía como objetivo final, la publicación de supuestos elementos probatorios, que justificaran la intervención del Poder Judicial contra determinados responsables políticos”.

Otro de los puntos de fricción esgrimidos por esta formación catalana, es “el uso de la Fiscalía General del Estado con fines partidistas, con el objetivo de incitar la actuación de este organismo, ante supuestos elementos probatorios, o indiciarios de delito”. Por otra parte, desde ERC no se descarta el uso de fondos reservados del Estado con el objetivo de obtener pruebas o financiar viajes en el seno de la Operación Catalunya.

ERC denuncia de extrema gravedad “el conocimiento del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de estas actuaciones, así como la participación del Director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España, Jorge Moragas”, y describe como alarmante “la falta de control dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado acerca los posibles casos de incompatibilidades laborales de sus miembros”, y consideran “muy grave la actuación realizada por parte de los poderes públicos así como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que han supuesto una vulneración de principios elementales de un Estado de Derecho y de una Policía democrática”.

Por ello, ERC solicita la revisión de las condecoraciones de aquellos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que hayan tenido una participación directa en la Operación Catalunya.

Esta formación catalana solicita que la Mesa del Congreso de los Diputados, dé traslado de estas conclusiones al Ministerio Fiscal, para el ejercicio de las actuaciones oportunas, así como de la Comparecencia del policía José Ángel Fuentes Gago para que determine si ha faltado a la verdad y en consecuencia, sí hubiera incumplido con la legalidad.

 

ERC exige la implicación de Rajoy en esta Comisión de Investigación

El grupo de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) sostiene que “hubiese sido necesaria saber la implicación real del máximo responsable político del Gobierno, Mariano Rajoy, así como de la comparecencia del Director de Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España, Jorge Moragas, cuyo nombre aparece en diversas conversaciones”.

Además, ERC declara que “existe un claro diferencial entre las informaciones publicadas, y las efectuadas en sede judicial, como las del comisario José Villarejo, y parece evidente concluir, la existencia de un pacto de silencio entre los comparecientes De Alfonso, Fernández Díaz, Cosidó, Fuentes Gago y Pino”, y añade que este silencio “ha tenido como objetivo no esclarecer los principales objetivos de la Comisión, que además pone de manifiesto, la connivencia habida entre el entonces Ministro del Interior, Fernández Díaz, con su cúpula policial, y la intención de fabricar pruebas falsas contra partidos políticos catalanes o contra la formación política de Podemos, como también se desprendió del llamado informe P.I.S.A”.

 

El origen de la Comisión de Investigación

La creación de la Comisión de Investigación sobre la utilización partidista en el Ministerio del Interior fue aprobada en la votación plenaria el pasado 27 de septiembre de 2016, por un resultado de 206 votos a favor, 136 en contra, y 2 abstenciones. Así mismo, el Pleno del Congreso prorrogó el plazo de la Comisión en votación plenaria el 31 de mayo de 2017, por 346 votos a favor y ninguna abstención ni voto en contra. La necesidad de esta prórroga vino dada por el retraso producido por parte de los organismos a los que se les solicitó la documentación, así como “al bloqueo político sufrido en diversas fases de la andadura de la Comisión para que comparecieran determinadas personas”, según confirma ERC.

La creación de la Comisión vino motivada por la publicación de las conversaciones mantenidas entre el entonces Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el entonces director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, que “tenían como principal objetivo la preparación y difusión de supuestas informaciones sobre dirigentes de partidos políticos catalanes, basadas exclusivamente en documentación elaborada con ese único fin y recursos públicos”, concluye ERC.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + Trece =