En la IX legislatura de las Cortes Generales españolas que terminó a finales de 2011, tuve la oportunidad impagable de presidir una comisión mixta integrada por sesenta parlamentarios (Diputados y Senadores), dedicada exclusivamente a analizar la amplia problemática del Cambio Climático. En aquella comisión tuve la oportunidad de escuchar las explicaciones de científicos de diferente nivel y por último de participar en la elaboración de más de un centenar de propuestas dirigidas a las Administraciones con el objeto de mitigar los efectos del Cambio Climático.

Desde entonces y al igual que muchos españoles, he procurado no perderme una conferencia, una lectura de interés o una aportación científica vinculada a este fenómeno que nos afecta todas las personas que vivimos a bordo del globo terráqueo.

Por ello, me he tomado la libertad de escribir una monografía recientemente editada que he titulado “Frenar el Cambio Climático: Una aportación y 101 propuestas”. En ella integrada por tres partes, en la primera pretendo reproducir consideraciones tendentes a sensibilizar a los lectores, con pequeños capítulos que van desde: las personas ante el cambio climático, migraciones y cambio climático, acuerdos internacionales desde la convención marco de las naciones unidas sobre el cambio climático hasta el acuerdo de París, pasando por el protocolo de Kioto. En la segunda parte se reproducen las consideraciones más relevantes que se aportaron en la comisión mixta de las Cortes y en la tercera parte me pronuncio aportando criterio sobre el contenido del documento sometido a consultas por la Comisión Europea sobre el futuro eléctrico europeo.

He dado a este artículo el título de “envidio al Parlamento Catalán” por la sencilla razón de que ha tenido trabajando en los últimos años una comisión dedicada al estudio del Cambio Climático que ha dado lugar hace unos pocos días a la aprobación de una Ley del Cambio Climático para su ámbito de responsabilidad que integrada por un excelente preámbulo, un capítulo preliminar de disposiciones generales, un capítulo dedicado a la mitigación del cabio climático, uno a la adaptación al cambio climático, otro a las políticas sectoriales y por último otros capítulos dedicados a la Administración en materia de cambio climático, a la fiscalidad ambiental y a la configuración de instrumentos para el cumplimiento de los objetivos de la Ley.

Felicito al Parlamento de Cataluña y como ciudadano sensibilizado que resido en la isla de Tenerife y en consecuencia conocedor de que, en mi Comunidad Canaria, en nuestro Parlamento no existe ninguna comisión específica que se encuentre elaborando un Imprescindible Proyecto de Ley de Cambio Climático, ni que incluso el Gobierno de Canarias haya remitido al Parlamento Canario un borrador de proyecto de ley al respecto. Es por todo ello que felicito al Parlamento de Cataluña por el contenido de la Ley referenciada que como es obvio podría ser objeto de mejora y en contraposición lamento que el Parlamento de Canarias deje pasar el tiempo y no haya ejercido hasta ahora la competencia legislativa de la elaboración de una proposición de Ley o proyecto de Ley al respecto. Naturalmente que habrá habido muchos diputados en el Parlamento Canario que hayan formulado preguntas, hayan elaborado proposiciones no de Ley y hayan solicitado la comparecencia de miembros del Gobierno. Pero todo ello es un infinitésimo ante el gran reto en el que nos encontramos. Por ello, queridos parlamentarios del Parlamento de Canarias, elaboren un proyecto de Ley o bien obliguen al gobierno a elaborarlo. Proyecto de Ley que se adapte y refleje nuestras especificidades que son distintas a las de Cataluña o a las de la Rioja.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + seis =