Ocho de marzo de 2017

Paramos un momento.

Nos felicitamos por todo lo logrado.

Nos damos ánimos para seguir conquistando.

Abrazamos a las mujeres cercanas, a nuestras madres, amigas, hermanas todas.

Ese abrazo es una promesa: “Haremos que las cosas vayan cada vez mejor”

Pensamos en las mujeres lejanas, mujeres que habitan otras latitudes, otros territorios más hostiles.

Deseamos con fuerza que se estén abrazando también a sus hermanas y que ese abrazo las reconforte.

Después saldremos otra vez al mundo.

Cada una a hacer su parte.

Cada una a cambiar su alrededor.

La historia recordará la revolución de las mujeres como la más exitosa y pacífica de todos los tiempos, la más alejada de la venganza y la más llena de amor.

Somos la mejor clase de personas que guerrean porque peleamos con contundencia pero también con ternura.

¡Así que ENHORABUENA!Ese abrazo es una promesa: «Haremos que las cosas vayan cada vez mejor»

Pensamos en las mujeres lejanas, mujeres que habitan otras latitudes, otros territorios más hostiles.

Deseamos con fuerza que se estén abrazando también a sus hermanas y que ese abrazo las reconforte.

Después saldremos otra vez al mundo.

Cada una a hacer su parte.

Cada una a cambiar su alrededor.

La historia recordará la revolución de las mujeres como la más exitosa y pacífica de todos los tiempos, la más alejada de la venganza y la más llena de amor.

Somos la mejor clase de personas que guerrean porque peleamos con contundencia pero también con ternura.

¡Así que ENHORABUENA! Ese abrazo es una promesa: «Haremos que las cosas vayan cada vez mejor»

Pensamos en las mujeres lejanas, mujeres que habitan otras latitudes, otros territorios más hostiles.

Deseamos con fuerza que se estén abrazando también a sus hermanas y que ese abrazo las reconforte.

Después saldremos otra vez al mundo. Ese abrazo es una promesa: «Haremos que las cosas vayan cada vez mejor»

Pensamos en las mujeres lejanas, mujeres que habitan otras latitudes, otros territorios más hostiles.

Deseamos con fuerza que se estén abrazando también a sus hermanas y que ese abrazo las reconforte.

Después saldremos otra vez al mundo.

Ese abrazo es una promesa: «Haremos que las cosas vayan cada vez mejor»
Pensamos en las mujeres lejanas, mujeres que habitan otras latitudes, otros territorios más hostiles.

Deseamos con fuerza que se estén abrazando también a sus hermanas y que ese abrazo las reconforte.

Después saldremos otra vez al mundo.

Cada una a hacer su parte.

Cada una a cambiar su alrededor.

La historia recordará la revolución de las mujeres como la más exitosa y pacífica de todos los tiempos, la más alejada de la venganza y la más llena de amor.

Somos la mejor clase de personas que guerrean porque peleamos con contundencia pero también con ternura.

¡Así que ENHORABUENA!

Compartir
Artículo anterior8-M
Artículo siguienteFeminicidio: el corredor de la muerte de las mujeres (2)
Patricia Sornosa, cómica y persona. Como cómica cultiva un estilo directo y muy personal. El suyo es un humor combativo y sin concesiones a lo políticamente correcto, con cierta inclinación hacia los temas más escabrosos. Como persona hace lo que puede y confía en el ensayo y error como método de conocimiento. Ha grabado varios monólogos con el Canal especializado en comedia Comedy Central y también en Late Motiv, programa de televisión presentado por Andreu Buenafuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × tres =