El pasado jueves Diario16 publicó un perfil de Miguel Zorita en el que pudimos demostrar que es un hombre con muchas influencias pero que nunca ha cumplido con lo que promete a la hora de hacer frente a la reestructuración o al salvamento de una compañía, un perfil muy diferente del que se quiere vender de él como el hombre que va a salvar a Duro Felguera cuando, en realidad, su misión es totalmente la contraria.

Dos ejemplos de ello son palmarios: en primer lugar, el Grupo San José en el que, según varios altos directivos del sector inmobiliario consultados por Diario16, Zorita le vendió a Jacinto Rey un proyecto por el que el grupo inmobiliario se iba a convertir en el líder indiscutible del sector. Zorita siempre se ha vendido como el gran experto en reestructuraciones y fusiones, pero el desconocimiento del funcionamiento de un sector como el inmobiliario hizo que no tuviera una visión absoluta de la situación de San José. Cometió graves errores, salvo que trabajara para otros. El mayor de ellos fue sacar a bolsa al grupo en aquella época, cuando la crisis inmobiliaria estaba en su máximo fragor. Hizo exactamente lo que pidieron las entidades bancarias acreedoras. A los tres años Jacinto Rey le retiró la confianza porque no había cumplido nada de lo que prometió.

Antes de su incorporación a San José sucedió algo parecido con el grupo consultor norteamericano Proviti Spain. Zorita vivió a lo grande, manejando presupuestos millonarios concedidos por las altas expectativas de crecimiento que había prometido ya que su posición como ex presidente de Deloitte le podría permitir generar grandes contratos. Proviti no llegó a despegar y Zorita abandonó la empresa sin que las expectativas prometidas se cumplieran.

Otro aspecto que demuestra que Miguel Zorita no tiene un plan como el que dice tener para salvar a Duro Felguera fue su paso empresarial por Chile, del que hablaremos más en extensión en días próximos. Siendo aún Consejero Delegado de Grupo San José, Zorita establece sociedades en el país andino, la principal Zima Asesorías Limitadas a través de las que cobraba una cantidad de 1,5 millones de dólares en concepto de asesoramiento, algo muy extraño puesto que Grupo San José ya estaba siendo asesorado por algunos de los más importantes despachos chilenos como, por ejemplo, Molina Ríos, es decir, que Zorita se estaba pagando a sí mismo con dinero de San José. Además, hay algo extraño en Zima Asesorías y en otras dos sociedades de las que Zorita era el máximo accionista: no eran sociedades retenedoras del IVA chileno, no tenían registro de pagos a empleados, las direcciones de las tres sociedades se corresponden con bufetes de abogados, no tienen dominios ni páginas web ni teléfono de contacto. Zima Asesorías no tuvo actividad alguna en Chile.

Con este currículo es imposible que Miguel Zorita tenga la confianza de la banca para salvar a Duro Felguera, es absolutamente imposible, por lo que debería dejar de mentir y decir la verdad de cuál es su verdadera intención con Duro. Si realmente tuviese esa confianza, ¿por qué no se han renovado ya los acuerdos financieros con la banca? Zorita lleva prácticamente en Duro Felguera, tiempo suficiente para haber llegado a una solución. Sin embargo, la situación en que está la compañía es aún peor que cuando aterrizó como un salvador en el mes de mayo. Los datos así lo demuestran. A pesar de que la gestión de Ángel del Valle ha logrado contratos por más de 200 millones de euros en ese periodo, la salvación de Zorita ha llevado el valor en bolsa de la compañía de 1,11 a 0,59. Exactamente lo mismo que hizo Saracho con el Popular, que cogió el banco con un valor de 1,30 y lo vendió por un euro.

Si Miguel Zorita tiene la confianza de la banca y su misión es la de estructurar un plan de viabilidad y un plan de negocio que dé una solución a Duro Felguera, ¿por qué se le paga un millón de euros, 100 veces más que a un trabajador de la compañía, incrementando exponencialmente con ello el índice de costes? Si se trata de un plan de viabilidad ese salario es incongruente, sobre todo para la banca, salvo que, no sea la banca, sino que sea un banco en concreto el que está interesado en que Zorita, en vez de salvar a Duro Felguera, liquide la compañía. La verdadera intención es llevar a Duro a una situación en la que, desde la ruina, realizar una ampliación de capital para que la compañía quede controlada por fondos y cierta banca para, posteriormente, sacar a Duro Felguera de Asturias, realizar despidos y aprovecharse, ya fuera de España, de la tecnología y del know how de la compañía asturiana. Ya tenemos evidencias de lo ocurrido con el Banco Popular cuando Emilio Saracho llegó con un salario de 4 millones de euros más diferentes variables millonarias con la intención clara de liquidar a la que entonces era el sexto banco español.

Como ya hemos contado en Diario16, la operación que está dirigiendo Miguel Zorita es calcada a la del Popular. El apoyo de ciertos medios de comunicación nacionales y regionales a la misma es fundamental para generar desconfianza en el mercado y para encizañar a la sociedad respecto a Ángel del Valle. Ya confirmamos que las peticiones de dimisión por parte de las centrales sindicales publicadas en algunos de esas cabeceras, algunas históricas, fueron desmentidas por los mismos sindicatos. Ahora se habla de que el fondo Bybrook está dispuesto a aportar 100 millones de euros siempre que se aclaren los problemas de Duro Felguera con los proyectos que tiene en Venezuela. Si está dispuesta a ello este fondo no tiene más que aportarlos en una cuenta condicionada a la implantación de un plan de viabilidad de 3 a 5 años, la recuperación del valor en bolsa a 1,30 y, sobre todo, la procedencia de esos 100 millones, los costes que tendría para Duro y la composición accionarial de origen y final de Bybrook, ya que se podría dar el caso de que entrase ese dinero endeudando aún más a Duro Felguera en favor de uno de los bancos y que éste en una semana declare que la compañía asturiana no es viable y la liquide, tal y como ocurrió con el Banco Popular.

Si Miguel Zorita quiere salvar Duro Felguera y tiene la confianza de la banca, además de grandes contactos empresariales, ¿cuántos pedidos ha logrado en este tiempo? Ninguno. ¿Cómo justifica la rentabilidad de la compañía en base a su salario y a lo que ha producido? No puede porque no ha hecho nada, exactamente igual que hizo en el Grupo San José.

Si realmente Miguel Zorita tiene un plan de viabilidad para salvar a Duro Felguera lo único que tiene que hacer es presentar por escrito a los representantes de los trabajadores, a los sindicatos, el plan que ha presentado a la banca para que, presuntamente, tengan esa confianza ciega en él, y las garantías que ha dado a esos bancos. Hay que recordar las relaciones empresariales que ha mantenido con Martin Kruscka y los resultados posteriores con grandes empresas que fueron adquiridas con la promesa de reestructurarlas y refinanciarlas para quedar en la más absoluta ruina y siendo unas de las empresas deudoras más importantes de la Agencia Tributaria.

Miguel Zorita miente y no tiene la confianza de nadie en la banca o la que tiene es para hacer exactamente lo mismo que hizo Emilio Saracho con el Banco Popular.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Esta noticia parece publicidad a favor del señor Del Valle cuando su gestión de los cinco ultimos años ha sido pésima: contratos ruinosos, caja completamente malgastada, compra surrealista de una ingenieria en Australia, cotizacion hundida desde 5 euros a 1… Luego Zorita será si acaso la guinda del pastel pero lo que ha hecho este señor es indefendible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − tres =