En Podemos no se ponen de acuerdo y tienen posturas contrapuestas sobre el referéndum del 1 de octubre y la integración en Catalunya en Comú, el partido de la alcaldesa, Ada Colau. Esta crisis política interna ha abierto la herida este lunes entre la dirección de Podemos y la de Podem. Igualmente, hay que añadir la trifulca pública en la cuenta Twitter de Pablo Echenique contra el líder de Podem, Albano Dante Fachin, enfrentamiento en el que, el número dos de Podemos ha desmentido que “Pablo Iglesias le pidiese la dimisión a Fachin por sus diferencias”, aunque ha admitido que “sugirieron la convocatoria de una asamblea para consultar a las bases”, y por tanto, Fachin se sometiera a esta mecanismo del partido.

Los conflictos entre Podemos y Podem duran ya varias semanas, horas de máxima tensión en las que no ha habido consenso entre los líderes Iglesias y Fachin. Algunos miembros de Podem han visto “un intento de forzar primarias al convocar esta asamblea”, mientras Echenique se esfuerza en reforzar la idea de que “pidió a Fachin someter su cargo a las bases”.

Fachin no va a dimitir, -y asegura que nadie le ha pedido la dimisión-, ni va a convocar primarias, aunque sabe que Iglesias sí podría promover una asamblea revocatoria en función de los estatutos de Podemos. Los estatutos contemplan la alternativa para que un 25 % de los 130 Círculos de Cataluña propongan este foro, pero no sería factible hasta principios de 2018. Por tanto, Fachin sigue adelante con la decisión de las bases para “no pactar con Ada Colau” y votar en el referéndum del 1 de octubrecomo movilización” y evidentemente, en un enfrentamiento político abierto contra el PP.

Desde Podemos insisten en que “existen fuertes críticas contra la actitud de Fachin”, y tachan al líder de Podem de “falta de unidad con el resto de grupos políticos que quieren el cambio en Cataluña”, además de “ser los subalternos de Puigdemont en detrimento de la estrategia del partido en relación del referéndum 1-O”. Iglesias disiente desde la dirección general del partido con la línea política de Fachin, y fuentes de Podemos desmienten sobre “la petición de dimisión a Fachin”.

La respuesta desde Podem es “el miedo de Podemos a la convocatoria de elecciones anticipadas en Cataluña después del 1 de octubre”, lo que podría conllevar ,-según la estrategia de Podemos-, a quedarse fuera en los pactos con el partido de Ada Colau, pero en Podem argumentan que “este análisis político no se sostiene”. Por otra parte, algunos círculos de Cataluña han lanzado duras críticas contra Echenique.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Pero aun se le da coba a esa gente que esta para lo suyo… y al ciudadano que le den ? Como salgan un dia estos peor que Venezuela, eso si lamentablemente ni PP, ni PSOE ni CS nos ampara, que habremos hecho los Españoles para merecer a esta gente… Vividores !!

  2. Si Podemos no hubiera apoyado la continuidad del PP en el gobierno el 4 de marzo de 2016 es mucho más probable que se hubiera llegado a una consulta o referéndum pactado, tan probable como que habría ganado seguir vinculados al Estado Español (solo hay que ver los partidos de cada postura) y el problema habría quedado resuelto. Ahora, es probable que paguen las consecuencias los que impidieron un gobierno nuevo. Se lo tienen merecido y las encuestas lo anuncian.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =