Los profesionales de Enfermería no van a permitir que se privatice la Atención Primaria ni que la Ley de Farmacia invada competencias de los profesionales sanitarios, enfermeras y médicos, de los Centros de Salud, según el Sindicato de Enfermería (SATSE) que se opone frontalmente a la nueva Ley de Farmacia que pretende desarrollar la Comunidad de Madrid.

En pie de guerra está SATSE, que se reunirá (lunes y martes) con los portavoces de Sanidad de Ciudadanos, PSOE y Podemos en la Asamblea, les reclamará votar en contra del Proyecto de Ley “por coherencia, para impedir la privatización de la Primaria y para evitar que se acabe con la labor que realizan los profesionales de los Centros de Salud” .

El Proyecto de Ley recoge, en su artículo 8, que se habilita a las oficinas de farmacia al “desarrollo de actividades y servicios asistenciales que determine la Consejería”, hecho éste que refleja perfectamente la intención de los redactores de la norma: “Privatizar parte de la labor que realizan enfermeros y médicos de los Centros de Salud para que la oficina de farmacia obtenga más beneficio económico a costa de los usuarios o de los presupuestos que ahora se destinan a la Sanidad Pública madrileña”.

Este Proyecto de Ley “ha levantado a los profesionales de Enfermería de la Comunidad de Madrid que, unánimemente, creen que la Consejería de Sanidad se ha alineado con la empresa farmacéutica para privatizar la asistencia sanitaria de la Comunidad de Madrid. Precisamente esa, la Atención Primaria, que tantos elogios ha despertado en la comunidad internacional”.

Que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, se ratifique públicamente en el apoyo a este Proyecto de Ley denota claramente el afán privatizador del PP en la Sanidad Pública. Aumentan los conciertos, disminuye el número de profesionales de la Atención Primaria, que tiene el ratio más bajo de todo el Estado en número de profesionales por habitante, y ahora “se pretende que parte de la asistencia sanitaria la preste en los domicilios un profesional, el farmacéutico, que no sólo no está cualificado para ello sino que echaría por tierra la labor de los últimos 20 años de las enfermeras y médicos del SERMAS”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 4 =