La crisis se llevó muchas cosas en España, pero especialmente a muchas jóvenes enfermeras, excepcionalmente formadas, que buscaban estabilidad y un puesto de trabajo que su país les negaba. Pero las cosas están cambiando y este colectivo, en general, lo que busca ahora es regresar.

Casi el 10% de los trabajadores españoles emigrados en Gran Bretaña fueron enfermeras, y lo destacamos en femenino porque las mujeres son más del 70% del colectivo, muy necesario y reclamado en UK por su formación y profesionalidad.

Pero la realidad es que la mayoría de estos profesionales quieren regresar a España y que si viven en ciudades caras como Londres el salario apenas da para subsistir.

Desde el pasado años, la mayoría de la Enfermería española en el Reino Unido quiere regresar a casa.

Ir a trabajar al Reino Unido ya no es una de las salidas más utilizadas por las personas que acaban los estudios de enfermería en España. De hecho las empresas internacionales de captación de este personal están sorprendidas por la escasa respuesta que están obteniendo en los últimos meses en nuestro país. A eso hay que unir otro factor y es que si pocos se van, son más aún los que vuelven a casa. Cada vez se oye menos hablar español en los centros sanitarios británicos. Para trabajar como enfermero en el islas hay que estar registrado y en el último año  las cifras han descendido de un modo espectacular. El Consejo de Enfermería y Obstetricia británico (NMC, por sus siglas en inglés) recibió un 95% menos de inscripciones provenientes de España. Entre octubre del 2016 y septiembre de este año hubo sólo 104 registros, una cantidad muy reducida teniendo en cuenta que en ejercicios anteriores las inscripciones se iban hasta cerca de las 2.000.

20.000 profesionales

Hasta 21017 –últimos datos oficiales- había 20.000 profesionales de Enfermería trabajando en el Reino Unido. Casi el 94% trabajan para el Sistema Público de Salud Británico (NHS). Un cifra muy alta, y que supera en más del 50% a las de otros países europeos.

De estos profesionales, un 74% son mujeres y perciben un salario bruto de 26.000 euros anuales.

Más del 60% de ellas tienen entre 25 y 35 años y cerca del 50% dejó España porque no encontraba trabajo estable en el sistema público de salud.

Tienen un sueldo neto de 1.704 euros, cifra similar en España si se trata del Sistema Público de Salud, y por debajo cuanto se trata del ámbito privado, especialmente en residencias y centros de mayores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorPedro Sánchez inicia su primera gira por latinoamérica
Artículo siguienteEl Gobierno rectifica y dará amparo al juez Llarena frente a la demanda de Puigdemont
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − trece =