Las grandes empresas y multinacionales de todos los sectores son fundamentales para la lucha contra el cambio climático y el respeto por el medio ambiente ya que aquél tiene un impacto muy negativo en la economía. Un papel crucial en la lucha contra el cambio climático lo juegan las eléctricas porque desde hace tiempo son conscientes de la necesidad y del desafío de reducir drásticamente las emisiones contaminantes. En este orden de cosas, Endesa ha implementado ya varios proyectos de mejora de la eficiencia energética y de reducción de emisiones en sus plantas al introducir el gas natural como combustible. Como decimos, el sector eléctrico es vital para lograr esos objetivos.

Sin embargo, otros sectores también son importantes para la lucha contra el cambio climático, incluso los que menos podemos imaginar, como es la banca, por ejemplo. BBVA va a movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible. En este sentido, la entidad vasca es un referente en financiación sostenible puesto que ha sido el bookrunner más activo en el mercado español de bonos verdes y, a nivel global, la entidad más activa en el negocio de préstamos verdes.  El pasado febrero, la entidad presentó su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible para avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y del Acuerdo de París sobre Cambio Climático: su Compromiso 2025. Se trata de un compromiso a ocho años (2018-2025) basado en tres pilares: financiar, gestionar e involucrar. BBVA se compromete a movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde y social, infraestructuras sostenibles y agricultura, emprendimiento social e inclusión financiera.

Dentro de estas estrategias empresariales de lucha contra el cambio climático, Endesa y BBVA han firmado un contrato bilateral a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés) para la compraventa de energía verde. Dentro del acuerdo se incluye la construcción de un parque eólico en España que estará operativo para el año 2020 y que será construido y operado por Enel Green Power España. La planta garantizará la producción de 80 gigabatios (GWh) y la energía será comprada por BBVA, por lo que Endesa suministrará a través de este parque eólico el 30% del consumo eléctrico del banco, además del 70% restante por suministro tradicional.

Ricardo Forcano, director global de Talento y Cultura de BBVA ha señalado que con este proyecto «contribuimos a aumentar la capacidad instalada de energía renovable en España, un pilar clave para que nuestro país pueda alcanzar sus ambiciosos objetivos climáticos». Por su parte, Javier Uriarte, director general de Comercialización de Endesa, ha afirmado que «para Endesa, este contrato introduce nuevos modelos de servicios muy innovadores, que permiten ofrecer propuestas que conjugan un suministro de energía competitivo con los compromisos sociales y medioambientales del cliente. Este sistema es una nueva vía para el fomento de las energías renovables, dentro del proceso de descarbonización de la economía en el que Endesa está totalmente implicada».

En esta línea, BBVA se ha adherido recientemente a la iniciativa RE100, a través de la cual se compromete a que el 100% del consumo del Grupo BBVA en todo el mundo proceda de energías renovables. Por otro lado, el Compromiso 2025 incluye el objetivo de reducir un 68% las emisiones de CO2 del Grupo BBVA, hasta las 90.000 toneladas. Actualmente, BBVA consume anualmente en España 237 gigavatios, lo que equivaldría al consumo total de todos los hogares de la provincia de Soria. Su suministrador único es Endesa.

Por tanto, la firma de contratos de compra-venta de energía verde o PPA es una nueva modalidad de suministro, que aumenta el compromiso con la sostenibilidad del medio ambiente, al tiempo que permite ahorros energéticos. En el caso de BBVA, el banco dispondrá de un precio fijo de la electricidad del parque eólico, que supondrá un ahorro anual de aproximadamente el 10%. La colaboración en referencia al uso de energías verdes ya entre BBVA y Enel —grupo al que pertenece Endesa— no se queda sólo en España puesto que en México, BBVA Bancomer cuenta con un acuerdo PPA firmado con Enel Green Power  que cubre el 80% de la energía que consume el banco; y, en Estados Unidos, BBVA Compass tiene un PPA que provee el 100% de su consumo energético.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − diez =