Primer día del año, y sin tregua ni siquiera para esta festividad, escuchaba la noticia de que Guindos pretende pasar cuentas al proceso independentista, con el titular de que

“La incertumbre del 1 de Octubre, puede haber costado unos 1.000 millones de euros para España”. Últimamente los catalanes estamos acostumbrándonos a recibir por todos los lados. Siempre estamos en el punto de mira. Y resulta que tenemos la culpa de todo.

Pero estar acostumbrados no es sinónimo de normalizar, ni de acatar, ni mucho menos de aceptar. El catalán en general esta haciendo un gigantesco ejercicio de madurez, de serenidad y de no perder las formas…

Sin embargo la noticia de hoy, colma todos los intentos de contención y de paciencia, por parte de nuestro pueblo.

Resulta que nos apalean, que crean decretos para la huída de empresas, que el mismo rey telefonéa a los altos cargos de Volkswagen, para rogarles que saquen su empresa de Catalunya, y así continúa la larga lista de despropósitos que el gobierno del PP ha abanderado con la delirante idea de que todo vale por la unidad de España.
Y ahora, después de su incompetencia, de su demostrada ineptitud para resolver cuestiones políticas y territoriales, después de gastarse las arcas del estado a base de corruptas facturas hinchadas, en pro de los villanos que ocupan (vergonzosamente), los asientos del partido popular en el congreso de los diputados. Después de gastarse la fortuna, de la que no disponen por cierto, para mantener casi 4 meses a 10.000 policías desplazados en Catalunya, con la única finalidad de partir cráneos, vaciar ojos y sembrar el pánico entre nuestras gentes… ahora vienen y nos pasan la factura de su estancia, de sus porras y de sus cenas de crucero, a base de croquetas indecentes, (motivo de investigación del departamento de interior). Mientras las mas de 1000 víctimas del 1 de Octubre siguen sin ser investigadas, por no decir, ni siquiera reconocidas.

¿Se puede ser mas desvergonzado? YO CREO QUE NO.

Ahora vienen con su típica soberbia, y se atreven a insinuar que somos los catalanes los culpables de sus facturas, cuando lo único que venimos haciendo, es defender de forma cívica, pacifica y democráticamente unos ideales republicanos, como única salida, ante la fallida forma de gobernar por parte de los señores del PP, ante su mala gestión económica, ante sus intentos por hundir la economía catalana y ante las pocas luces para resolver problemas políticos por la vía política. Aunque con un presidente que hace su discurso de fin de año, deseándonos un feliz 2016, a las puertas del 2018, poca cosa podemos esperar.

Hoy escuchaba un bello relato en boca de Jose Luis Sampedro. Decía así
“En Andalucía, en tiempos de la República, en una época tal de elecciones… un capataz de un cortijo se dirige a unos jornaleros parados, que están en la plaza y les dan un duro, dos duros, para que voten por el cacique. A uno de esos que les dan un duro, dos duros, coge esos duros y se los tira al capataz y le dice:
“¡EN MI HAMBRE MANDO YO!”

Es de lo poco que puede decir el hambriento: Por lo menos que en mi hambre mande yo.”
Cuando un hombre ya no tiene nada, es libre.Ya perdió el miedo a perder….
Hoy los catalanes somos mas libres que el día 1 de Octubre. Vencimos el miedo. Perdimos muchas cosas por el camino, nos han herido, nos han encarcelado, pero hemos ganamos en libertad. Estamos mas convencidos que nunca, que en nuestra HAMBRE mandamos NOSOTROS.

Y eso es algo, contra lo que ni las rejas, ni los porrazos, ni las amenazas de la brutal represión que estamos sufriendo, podrán jamás vencer.

El día 1 de Octubre, fue el primer día de la República de Catalunya. Quien vive aquí lo sabe. Vencimos el miedo y descubrimos que en nuestra HERIDA, en nuestra CELDA y en nuestra REPRESIÓN, mandamos nosotros.

Y es que cuando ya nos han despojado de todo: de gobierno, de economía, de justicia y de esperanza… nos queda lo mas importante, LA LIBERTAD.

La libertad de mandar en nuestra propia HAMBRE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Hambre es lo que se pasa en las postguerras, hambre es lo que produce un bloqueo económico. Libertad sólo existe con justicia, desde luego, pero de qué le sirve la libertad a un tonto, o a un terco. El nacionalismo graba la cultura y la libertad, no se puede ser libre y querer fronteras. Por mí, acabemos con las fronteras de España pero ¿Levantar nuevas? ¡Nunca!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + 17 =