Lo malo de llegar a viejo y de llevar ya lustros escribiendo es que la tentación de exclamar “¡Te lo dije!” es cada vez más recurrente. Confieso por enésima vez: soy profesor, un simple, de los que no damos másteres ni doctorados, de los que luchamos por cultivar un poco el erial de la ESO hasta la cosecha del Bachillerato… Créanme, y exagero lo justo: tenemos a la gente trabajadora en Ciencias, a los golfos en Ciencias Sociales y a la mediocridad en Humanidades, donde ya no hay que estudiar; la excrecencia va a Magisterio. Y éste es el retrato de la sociedad española y por extensión de la terráquea, 1) gente que estudia para un magisterio sin nada que enseñar (o la desmovilización del pensamiento vaciado de contenido), 2) tahúres de la burocracia (leguleyos, asesores y demás ralea) y 3) técnicas cualificadas o profesionales liberales (necesarios para el montaje de nuestra maquinaria) aspirantes al prestigio y la holgura.

La extrema derecha se rearma porque confluyen causas varias: la primera, ésta de arriba; hoy el maestro aspira a pintar penitentes, ya no ve la necesidad de abrir a su chiquillería al mundo de la Cultura porque cree eso periclitado, como si no fuera necesaria esa inmersión, la consciencia (falsa) de modernidad conseguida, de época ilustrada ya hecha, nos está haciendo gastarnos (como hijos de nuevos ricos) el patrimonio acumulado… casi no queda, el mismo personal docente no ve necesaria la formación cultural, transformado en “mediador” ¿de qué?; desprovista de ideas nuestra sociedad se aferra a los símbolos: pueblos, patrias, banderas, vírgenes castas (valga el pleonasmo), deportes y consumos (que da ¿la felicidad?). Ésta es la semilla del Diablo (falangista).

La ignorancia se ha apoderado de los altavoces del saber, cualquier idiota adobado con fama eclipsa a la cantante, al pintor, al músico, a la escritora, al artista, a la investigadora… aparece como referencia ante la que se pliega un público pasivo, adocenado, acrítico… entretenido. El nivel de los legisladores electos es vergonzante, ideólogas de la nada (diría el bigotudo loco de Turín) están destruyendo la democracia desatendiendo el motivo real de su existencia: servir a las necesidades de la ciudadanía, amparados en el Derecho y la Justicia.

He aquí otra clave: la derecha extrema es la respuesta mentirosa a problemas verdaderos. No lo olviden, la gente vota esa mierda porque tiene problemas que los partidos tradicionales no quieren solucionar. No es lo mismo, podemos jugar a la confusión pero los movimientos de izquierda no son la cruz de la moneda totalitaria, es verdad que algunos no pasan de ser nazis cantando la “Internacional”, son minoría, pero el 15M fue una reivindicación justa, real, equilibrada, hasta moderada me atrevería a decir, canalizada por un partido intoxicado por el vértigo del poder, la prueba es que no ha resistido una legislatura: Podemos (y siendo justos debemos recordar el acoso brutal al que ha sido sometido este partido) no fue la respuesta de la extrema izquierda a los problemas de la crisis, fue el diagnóstico de la gravísima enfermedad: la falta de soluciones es la que ha traído la respuesta no deseada: el fascismo.

Cádiz ha preferido celebrar sus carnavales sobre los bombardeos de Yemen. Sí, esto es demagogia pura y dura, la ciudadanía gaditana no es peor que la de Murcia o Palafrugell, el problema verdadero es que hemos perdido ¡tanto! las referencias de los Derechos Humanos que vamos a seguir comprando petróleo a un país que corta cabezas en las autopistas, que entierra en vida a sus mujeres y esclaviza a los trabajadores pobres o, supuestamente, hace desaparecer a periodistas críticos en embajadas fuera de su territorio sin que esto provoque un aislamiento de su capacidad internacional para hacer negocios… Aquí cogemos, secuestramos, violamos, torturamos y dejamos irreconocible el cadáver de otra periodista crítica y no pasa nada, podríamos en un descuido hasta admitir a países así en la UE.

Ya vienen, la cuestión es ¿cuándo a por nosotros? Están en camino y en Holanda, en Inglaterra, Italia, Francia, Hungría, Brasil, Polonia, USA… ya han comenzado a darles la bienvenida, en breve saldremos asustadas brazo en alto a construir coartadas para evitar señalarnos. Podemos llena Vistalegre y es un hito; lo hace VOX y callamos con la indiferencia cobarde de quienes nos negamos a aceptar la realidad, como si cerrando los ojos pudiéramos evitar la catástrofe.

La edad enseña que pocas cosas ocurren de repente, la Historia es una tendencia, una propensión que se va modificando a sí misma en un bucle bastante estúpido. Llevamos mucho tiempo denunciándolo, la molicie cultural deriva en el Ungido: el caudillo necesario para ordenar este caos insoportable, rasquen a su alrededor: esta idea flota en el aire miren donde miren a su alrededor, la gente empieza buscar mano dura y orden. Lástima de nosotros, los comprometidos con el Humanismo, con las ideas, con la Belleza, con la Razón: ha llegado la nueva Leni Riefenstahl, que haga su película, sus fotos, sólo faltan los chulos que nos peguen y eliminen, y al final dirán que fuimos víctimas de los dos bandos… mentira, lo niego por escrito por si valiere en un futuro: sólo hay una Humanidad, los otros son los criminales; la tolerancia, el respeto, la Razón sólo es una: lo otro es la Nueva Edad Oscura.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSegon sopar groc: 12 mesos d’injustícia
Artículo siguienteGeneral Motors y Chrysler devolvieron las ayudas públicas; la banca española solo un poquito
Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + dieciseis =