Fuentes judiciales han señalado a Diario 16 que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que ya ha comenzado a elaborar la sentencia, se inclina por que la banca española abone los intereses cobrados de más a los clientes con cláusulas suelo desde el mismo momento en que comenzaron a aplicarla y no como dice el Tribunal Supremo, desde que este dictó sentencia, el 9 de mayo de 2013, declarando algunas de ellas, no todas, abusivas por falta de transparencia. La gran mayoría de los juzgados que tienen que resolver demandas sobre este asunto están esperando esta sentencia para obrar en consecuencia.

La vista oral en la cual se presentó una cuestión planteada por un juzgado de Jaén contra la clausula suelo de una hipoteca se celebró el 26 de abril pasado. Tanto los abogados de los demandantes, como el Abogado General del TJUE, cuyo dictamen va a tener mucho que ver a la hora de dictar sentencia, se pronunciaron a favor de que a los afectados se les devuelva la totalidad de la diferencia cobrada en las cuotas hipotecarias desde el mismo momento en que se empezó a aplicar la clausula suelo una clausula que pone límites a la bajada de los tipos de interés.

La mayoría de las hipotecas que se han suscrito en este país se encuentran referenciadas al euríbor al que se suma un diferencial que, con anterioridad a la crisis, nunca sobrepasaba el punto básico. El euríbor, a día de hoy, se encuentra en tasas negativas y lleva, ya, algunos años, por debajo del 2-3%, el umbral en el que se establecieron la mayoría de las cláusulas suelo.

Fuentes de las asociaciones de consumidores creen que si el TJUE falla a favor de la devolución total, los bancos tendrían que desembolsar en torno a los 13.000 millones de euros, en un momento en el que el sector atraviesa por dificultades y a pesar de las inyecciones de liquidez del BCE. Los expertos creen que el sistema no resistiría tal desembolso y que muchos bancos acabarían por quebrar.
Pero las asociaciones de consumidores insisten en que ese dinero se cobró indebidamente. Que esta clausula ya ha sido anulada judicialmente por varias sentencias, y exigen la devolución de lo indebidamente cobrado.

Algunas entidades están negociando individualmente con sus clientes. Y, a cambio de que renuncien, les ofrecen tipos fijos a interés muy bajo, del 2 0 el 3%, lo que se puede entender como una alternativa muy ventajosa teniendo en cuenta que la tendencia a la baja actual puede acabar por invertirse. Y muchos de esos clientes a los que se les ofrece el cambio todavía tienen muchos años de hipoteca.

Actualmente, además de varias demandas individuales, están pendientes de resolución algunas colectivas que, según sus promotores, incluyen del orden de 10.000 a 15.000 afectados. La Comisión Europea también se ha pronunciado a favor de que se devuelva la totalidad del dinero.

Así las cosas, y con una amenaza seria de generar una situación difícil a la banca española, el TJUE parece inclinado, a pesar de todo, por declarar ilegal la clausula suelo con efectos retroactivos desde que activó en cada una de las hipotecas, sin tener en cuenta los daños colaterales que pueda ocasionar tal decisión. Se calcula que para el próximo mes de junio, se conocerá la sentencia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 15 =