Foto: Eric Gaillard

Esta vez el horror, el terror, la barbarie asesina viajaba en un camión de gran tonelaje por el paseo marítimo de la ciudad francesa de Niza tras la celebración con fuegos artificiales de su día nacional, el 14 de Julio. Un camión desbocado conducido temerariamente por un ciudadano francés de 31 años y origen tunecino ha intentado causar el mayor daño posible hasta ser abatido por la policía. La cifra oficial de muertos se eleva ya a 84 personas mientras que el número de heridos ronda el centenar, 15 de ellos en estado críticoa.

En una inspección posterior del vehículo de gran tonelaje, la policía ha localizado granadas y fusiles dentro del vehículo. En una comparecencia realizada de madrugada, el presidente galo, François Hollande, ha asegurado que “no se puede negar el carácter terrorista del ataque”. El fiscal Jean-Michel Prêtre dijo que el camión circuló durante dos kilómetros en medio de la multitud, arrollando a los paseantes congregados en esta jornada de fiesta conmemorando la toma de la Bastilla durante la Revolución Francesa.

La Policía Nacional francesa ha confirmado que se ha puesto en marcha un operativo en la ciudad para intentar localizar posibles colaboradores en la matanza. “Niza: operación policial en marcha. Si viven en el perímetro (de seguridad) quédense en sus casas y sigan las instrucciones”, ha informado la Policía Nacional en su cuenta oficial de Twitter.

El atropello masivo se registró a la altura de la plaza de Masséna, en el paseo marítimo de esta ciudad mediterránea donde a esas horas se congregaba una multitud para ver el espectáculo pirotécnico que iba a servir de cierre a las celebraciones del Día Nacional. La Fiscalía antiterrorista de París se ha hecho cargo de la investigación del ataque.

Entre las víctimas se halla una «gran personalidad» de la policía nacional francesa, según informó el presidente de la región Provenza Alpes Costa Azul, Christian Estrosi. En declaraciones a la prensa, Estrosi no quiso detallar la identidad de este alto cargo policial, uno de los fallecidos en el ataque, hasta que no se confirme la información. Estrosi, que calificó el acto como «el peor drama que nuestra ciudad y nuestra región han conocido en su historia contemporánea», explicó que su autor había «premeditado» su acción, y que en el interior del camión se hallaron un número de armas «potentes y operativas».

Según Nice Matin, un diario local, durante el ataque se han producido numerosas escenas de pánico entre la población, que ha comenzado a correr en todas direcciones. Las fuerzas del orden, militares incluidos, han establecido un perímetro de seguridad. La Prefectura de Alpes-Maritimes ha calificado los hechos de atentado y ha instado a la población a permanecer en sus casas.

El presidente de Francia, François Hollande, ha decidido regresar de inmediato a París desde Avignon para asistir a la reunión de crisis que se ha convocado en el Ministerio de Interior. El atentado coincidía con el anuncio del presidente de que no prolongaría el estado de emergencia decretado tras los atentados del 13 de noviembre de 2015. Tras la masacre de Niza, el estado de emergencia será prorrogado. Finalmente el presidente galo ha decidido ampliarlo otros tres meses más tras los sucesos de la madrugada de este viernes.

Solidaridad con las víctimas

Los habitantes de Niza y las autoridades hicieron correr una cadena de solidaridad a través de las redes sociales para que las personas que estuviesen por la calle en la ciudad después del atentado de esta noche pudieran encontrar un refugio. Muchas personas ofrecieron sus casas con el «hashtag» #PortesOuvertesNice (PuertasAbiertasNiza) para encontrar un refugio para la noche, siguiendo las consignas de las autoridades de no permanecer en la calle para permitir circular sin cortapisas a los servicios de urgencias que evacúan a los heridos, y por los posibles riesgos de nuevos ataques.

Teléfonos de emergencia consular

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español ha habilitado varios teléfonos de información tras el atropello de decenas de personas por un camión en la ciudad francesa de Niza, tanto para afectados como para familiares. Los teléfonos de emergencia consular en Marsella son el 0608717988, si se llama desde Francia, y el 00 33 608717988, en caso de que la llamada se efectúe desde España. Asimismo, se ha habilitado otro teléfono desde Francia para la atención de familiares y víctimas: 0493722222.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + 2 =