La Sala II condena a 20 años y medio de cárcel a Jaime Giménez Arbe, conocido como “El Solitario”, por el atraco a una caja rural en Vall D’Uxó (Castellón) el 10 de mayo de 2000 seguido de un tiroteo con agentes de la Policía Local de dicho municipio, en el que resultaron heridos de bala dos de ellos y un tercero con laceraciones en el ojo por cristales.

Giménez Arbe robó 3,3 millones de pesetas (20.400 euros) de la sucursal, aunque casi todo el dinero se quedó esparcido en la calle durante el tiroteo al caérsele al suelo y abrirse el maletín donde lo había metido.

El Supremo aumenta en 1 año y 6 meses de prisión la condena establecida por la Audiencia de Castellón, que fue de 19 años. Los jueces, de acuerdo con la Fiscalía, han considerado aumentar de 6 a 7 años y medio la pena por el delito de atentado a agentes de la autoridad en concurso con tentativa de homicido, con el agravante de disfraz y la atenuante de dilaciones indebidas. A ello se suman las penas, que se mantienen tal como las impuso la Audiencia de Castellón, de 4 años de cárcel por el robo con intimidación y uso de arma y 9 años por dos atentados a agentes de la autoridad en concurso con lesiones.

La sentencia estima también parcialmente el recurso de Giménez Arbe y deja sin efecto la previsión que establecía que su eventual clasificación en tercer grado penitenciario debía esperar al cumplimiento de la mitad de su condena, ya que se hizo en aplicación de una disposición del Código Penal que se introdujo en 2003, por lo que no puede aplicarse con carácter retroactivo a un hecho sucedido en el año 2000.

“El Solitario” es uno de los delincuentes más perseguidos en la historia criminal de España

Giménez Arbe fue condenado en firme al menos en tres ocasiones anteriores por sentencias del Tribunal Supremo. En el asunto más grave por el asesinato de dos guardias civiles en Navarra, se le impusieron 47 años de prisión (20 años por cada asesinato y 7 más por tenencia ilícita de armas). En los otros dos casos tuvo condenas de 13 años de prisión (robo, lesiones y tenencia ilícita de armas) y 5 años y 3 meses por robo y falsedad documental.

El 23 de julio de 2007, Gimenez Arbe, fue detenido en la localidad portuguesa de Figueira da Foz, por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid y de la Policía Judiciaria de Portugal cuando presuntamente se disponía a perpetrar un nuevo atraco en esta localidad. Su objetivo era una sucursal de la Caja Agrícola situada en la Avenida Saraiva de Ricardo Carvalho número 118, cerca del mercado y también del famoso Casino de Figueira.

En el momento de su detención iba disfrazado con barba, bigote y peluca falsas, según su costumbre, vestía un chaleco antibalas y portaba tres armas de fuego, dos cortas y una automática. El dispositivo de búsqueda puso fin a más de una década de acciones criminales que le sirvieron para convertirse en uno de los delincuentes más perseguidos en la historia criminal de España. En registros paralelos en su vivienda habitual y una nave industrial se encontró un gran arsenal de armas y municiones, así como material para confeccionar complementos para ocultar su identidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − Nueve =