El estudio de Randstad sobre Employer Branding destaca que el salario se mantiene como el principal factor a la hora de elegir una empresa en la que trabajar por tercer año consecutivo. Randstad detecta que el 63% de los profesionales españoles lo sitúa en el top 5 de sus preferencias, mientras que para el 20% es el atributo sería el aspecto decisivo para decidirse finalmente por una compañía.

A continuación del salario, la seguridad laboral a largo plazo se sitúa en segunda posición, según el 56% de los españoles, seguida del ambiente de trabajo agradable, que ha ascendido a la tercera posición (49%). Las perspectivas de futuro (47%) y la conciliación entre trabajo y vida privada (45%) completan el top-5 de atributos más importantes para los españoles a la hora de elegir una compañía en la que desarrollar su actividad.

El informe de Randstad refleja claramente los cambios en la sociedad y el empleo de los últimos años. De hecho, el análisis permite vislumbrar una recuperación progresiva de la confianza en el empleo. En este sentido, el salario dejó de ser el factor más determinante en los años de crisis económica a favor de la seguridad laboral a largo plazo.

De hecho, en este 2016 se comprueba que aquellos aspectos ligados a estabilidad y permanencia en la empresa están perdiendo fuerza. En concreto, la seguridad laboral ha perdido 7 puntos, las perspectivas de futuro pierden 11 puntos y la salud financiera de la compañía desciende 16 puntos desde 2013.

Llama la atención la relevancia que han adquirido cuestiones como la conciliación entre entorno profesional y vida privada, por ejemplo, que ya sería el factor determinante para elegir una empresa para más de dos millones de profesionales en España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 20 =