Tras varios años de espera, se vislumbra cercano el primer juicio por el robo de bebés en España. El recurso de prescripción de los delitos que el doctor Eduardo Vela interpuso ha sido rechazado por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Madrid.

La Fiscalía había pedido celeridad en la resolución del recurso, ya que el doctor tiene 84 años y la otra imputada, Inés Pérez, tiene 93. Esta mujer ya ha reconocido que no es la madre biológica de la denunciante.

Tras rechazar el recurso del médico, parece que por fin el doctor Vela será el primer en ir a un juzgado por este caso acusado de delitos de sustracción de menores, suposición de parto y falsedad en documento público.

El doctor Vela será acusado de sustracción de menores, suposición de parto y falsedad en documento público

El 30 de julio de este año, la titular del Juzgado de Instrucción Número 46 de Madrid, que investiga los casos de bebes robados en la clínica San Ramón de Madrid, propuso juzgar al doctor Eduardo Vela, ex director del hospital, por firmar un certificado de nacimiento de una niña cuya supuesta madre biológica era estéril. Los hechos fueron denunciados por Inés Madrigal, presidenta de presidenta de SOS Bebés Robados de la Región de Murcia.

 bebe2

30.000 niños robados en 10 años

El año 2010 comenzaron las denuncias por casos de bebés robados, a través de la Querella Argentina contra los crímenes del franquismo. En enero de 2011, más de 200 afectados presentaron una demanda colectiva ante la Fiscalía General del Estado para que iniciara una investigación para identificar a los responsables de una trama dedicada al robo y posterior venta de niños. En un año, llegaron a 1.500 denuncias. El 3 de abril de 2012 fue imputada la religiosa Sor María García Valbuena. Su muerte el 22 de enero de 2013 impidió que pudiera ser la primera persona que se sentara en el banquillo por el caso de los bebés robados.

La trama que se juzga, en la que están implicadas decenas de clínicas, de personal médico y de monjas, consistía en la sustracción sistemática de bebés a madres a las que se les decía que su hijo había muerto y no se les permitía ver el cadáver. Los bebés eran entregados a otras parejas previa falsificación de los documentos. Según el auto de Baltasar Garzón cuando intentó juzgar los crímenes del franquismo en nuestro país en 2008, fueron 30.000 los niños sustraídos de sus madres sólo entre 1944 y 1954.

En declaraciones a Diario16 de Soledad Luque, de la asociación Todos los niños robados son también mis niños, este rechazo del recurso supone “un paso de gigante muy importante. Porque se pone el criterio de no preinscripción encima de la mesa a partir de una decisión judicial. Los jueces nunca lo habían tomado en consideración en estos casos. Se ha considerado el delito de falsedad documental como delito no prescrito, ya que a Inés Madrigal, le han negado su verdadera identidad durante todos estos años. Por lo que el delito no ha prescrito”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − 1 =