Este mes de marzo el recibo de la luz ha sido un 13,9% más caro que el del año pasado, según un análisis elaborado por FACUA. Es decir, que el usuario medio con la tarifa del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) verá incrementada su factura eléctrica en 8,66 euros, incluyendo el IVA y los impuestos eléctricos; pasando a cobrar 70,96 euros, frente a los 62,30 euros del mismo mes en 2016.

Si bien es cierto que durante los últimos dos meses las tarifas se han visto reducidas -63,25€ y 70,96 en febrero y marzo respectivamente-, en enero de 2017 la cantidad se infló -73,81€- hasta situarse en un 29,4%; lo que supuso un incremento de 19,97 euros respecto a enero de 2016.

En febrero la factura eléctrica registró su primer descenso mensual desde mayo de 2016; aunque comparándola con la del año pasado, el coste ha sido un 20,7% más caro. Es decir que los consumidores PVPC pagaron el mes pasado 63,25 euros, frente a los 52,41 euros en febrero de 2016.

Sin embargo, si se comparan las facturas de los dos últimos meses se verá reflejado que en febrero se pagaron 63,25 euros del recibo de la luz, frente a los 70,96 euros de este mes de marzo. 7,71 euros más caro.

Además, el pasado mes de enero el precio medio mensual por cada kWh consumido se elevó a 18,75 céntimos, 14,74 céntimos más impuestos. Mientras que en febrero el precio medio del kWh fue de 15,55 céntimos, (12,23 céntimos más impuestos). Y este marzo la cantidad ha bajado de 14,14 céntimos (11,12 céntimos más impuestos); teniendo en cuenta que durante el mismo mes de 2016 el precio del kWh se encontraba en 11,67 céntimos, (9,17 céntimos más impuestos). Una subida interanual, marzo-marzo, del 21,2%.

Unas subidas que también dependen del contrato que los consumidores domésticos tengan firmado. A priori, el incremento del suministro eléctrico afectará al 46% de los ciudadanos; mientras que para el resto, un 54% con contrato fijo, la subida sería nula.

Teniendo en cuenta los datos publicados por FACUA-Consumidores en Acción, cuyas encuestas las realizan obteniendo la media de las facturas de consumidores PVPC con potencia contratada de 4,4 kW y un consumo de 366 kWh mensuales, la organización avisa de que “la subida interanual del recibo de la luz sigue siendo desproporcionada”. Unas cantidades que han aumentado en un 9%, más de 5.463 millones de euros, los beneficios obtenidos durante el pasado año por parte de las industrias eléctricas.

Además, FACUA denuncia la actitud pasiva del ministro de Energía, Álvaro Nadal, y reclama que sea el Gobierno el que fije periódicamente una tarifa asequible para los consumidores y no las compañías eléctricas, cuyo objetivo principal no es otro que proteger los intereses de las mismas. Y solicita que el Ejecutivo rebaje el 21% del IVA de la luz al 18%, el mínimo permitido por la normativa europea y cuya ley también debería ser modificada para permitir una bajada aún mayor del porcentaje.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 2 =