A estas alturas de la crisis del PSOE, ya poco importan las formas. Las purgas de los diputados socialistas que pusieron contra las cuerdas los mimbres de un partido que vaga por los pasillos del edificio que cobija la soberanía popular como pollo sin cabeza se suceden día a día. Y lo peor es que se están enterando por los medios de comunicación de sus ceses. Pero ya nadie les podrá quitar su escaño de diputado ni tampoco sus rotundos “No” a la investidura de Mariano Rajoy como presidente.

Los afectados denuncian que se están ejecutando todos esos ceses de responsabilidades parlamentarias con oscurantismo y absoluta falta de transparencia. Ni la gestora ni la dirección del Grupo Parlamentario Socialista, visibilizada en la persona de Antonio Hernando (el otrora rostro del “no es no” de Pedro Sánchez), quieren asumir unas decisiones que se están aplicando como si de la novela de Agatha Christie Diez negritos se tratara: día a día sin cesar y con ánimo de continuidad.

De momento, solo la ex magistrada Margarita Robles y el diputado vasco Odón Elorza han salido indemnes de la venganza de la gestora contra sus votantes díscolos. Eso sí, la multa de 600 euros que contemplan los estatutos del partido no se las quita ya nadie.

La falta de sintonía interior entre muchos compañeros y la desconfianza en el partido es tal que en la reunión que Javier Fernández y Miquel Iceta mantuvieron el pasado lunes en Madrid no se abordó esta purga en ningún momento, a sabiendas de que se produciría sí o sí. No tardó mucho en ser un hecho.

Curiosamente, tanto los mensajes del portavoz de la gestora, el onubense Mario Jiménez, como el de la baronesa andaluza del PSOE, Susana Díaz, han coincidido en este asunto plenamente como si de una plantilla de discursos se tratara. A esto se suma que algunos miembros de la propia gestora ya han exteriorizado su malestar porque se han tomado decisiones sin tenerlos en cuenta para nada. Más de mes y medio después de aquel comité federal del 1 de octubre, parece más claro que nunca que la verdadera voz de mando de la gestora tiene acento del sur.

mario-jimenez

Hasta este momento, la gestora o la parte de ella que toma verdaderamente las decisiones ha sacado de la dirección del partido en el Congreso a la catalana Meritxell Batet y a la balear Sofía Hernanz. En el Senado queda fuera la también díscola María Luisa Carcedo, además de retirar sus portavocías a la aragonesa Susana Sumelzo y a la asturiana Adriana Lastra, que se abstuvo aunque utilizó sorprendentemente la fórmula del “imperativo”, como también lo hizo la diputada por Murcia y sanchista destacada María González Veracruz, que este mismo viernes dejaba un encriptado mensaje en su cuenta de Twitter.

Mientras tanto, la dirección interina socialista ha decidido dejar como estaban las mesas de las Comisiones. Por tanto, la ex juez Margarita Robles (una de los 15 socialistas que votaron “No” a Rajoy) seguirá presidiendo la de Justicia.

Tras varias horas de reunión, el portavoz de la gestora anunció los cambios meramente “políticos” en las direcciones parlamentarias del PSOE atendiendo a criterios de “capacidad y confianza”. Así, estas direcciones en el Congreso y en el Senado han sufrido seriamente las consecuencias de aquella votación díscola. En la Cámara Baja se mantienen todos sus nombres a excepción de dos de las diputadas del ‘no’: Sofía Hernanz y Meritxell Batet, esta última –de la máxima confianza del ex secretario general, Pedro Sánchez– ha sido la única diputada del PSC apartada de sus funciones de manera fulminante, poco después de que se decidiera retirar la propuesta para que José Zaragoza presidiera la Comisión Mixta para la Unión Europea. El puesto de Batet queda vacante hasta que se resuelva de un modo u otro la crisis PSOE-PSC.

Los tres diputados del PSC que ostentaban portavocías continuarán al frente de ellas: Mercé Perea, en la comisión del Pacto de Toledo; Manuel Cruz, en la de Educación, y Joan Ruiz, en la de Políticas Integrales para la Discapacidad.

Para cubrir el puesto dejado por la diputada balear Sofía Hernanz tras ser purgada entra el abulense Pedro Muñoz. Su compañero del PSIB Pere Joan Pons también fue purgado como portavoz de la Comisión Mixta para la UE. Como portavoz adjunto se mantiene José Luis Ábalos, también claro simpatizante de Sánchez.

Respecto a las portavocías, la Gestora ha defenestrado a la aragonesa Susana Sumelzo de la portavocía de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Este relevo se suma al de otras dos diputadas del “No”. La gallega Rocío de Frutos ya no será portavoz adjunta en la Comisión de Empleo ni tampoco la independiente Zaida Cantera –comandante en situación de retiro y uno de los fichajes estrella de Pedro Sánchez en las pasadas elecciones– en la de Defensa.

Tampoco se han librado de estos cambios catalogados de “políticos” por el portavoz de la gestora otros diputados socialistas como la asturiana Adriana Lastra, que ha dejado de ser portavoz de Administraciones Públicas sin que nadie se lo haya comunicado oficialmente en el partido. Precisamente en esta materia era responsable en la Ejecutiva durante el mandato de Pedro Sánchez. Ahora será una mujer de la máxima confianza e Susana Díaz y también miembro de la gestora la que ocupará su lugar: la andaluza María Jesús Serrano. Lastra pasa a ser ahora portavoz adjunta en Defensa, ocupando el puesto que deja Cantera.

La murciana María González Veracruz, que como Lastra votó abstención “por imperativo”, seguirá en su puesto de portavoz de Innovación, incluido en la Comisión de Economía y Competitividad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. Las purgas son palabras siberianas que quedan bien pero suenan mal, sr Blanco. El gran despiste del PSOE viene de hace unos años, cuando me no supieron estar a la altura con la reforma laboral, con los acosos en educación, en sanidad, en justicia,…. no fueron beligerantes y ahora se encuentran sin fundamentos por los que luchar, porque otros, el pueblo. se les ha comido el pan. No tienen nada, no les quedan argumentos y se están disolviendo como un azucarillo. Jueguen, jueguen, a purgas y tonterías y procuren ir a meditar a algún monasterio por si quieren rescatar algo. ! Que pena !

  2. Susana Diaz acabará siendo únicamente la secretaria general de los jornaleros. Sigan acercandose a la derecha, que por cada paso que retroceden, Podemos avanza dos.

  3. Y los militantes y votantes del pxxe . No entiendo que se llamen de izquierdas ;porque no lo son . Hay mucho interes de los estómagos agradecidos , pero no son cinco millones y pico ; votantes del pxxe haganselo mirar

  4. Es imprescindible un nuevo partido socialista ,este ya esta muerto, por mucho que el SR. Cebrian se empeñe, le destrozaron ya desde que Zapatero intento ser mas indepediente con los medios el Sr Cebrian no le perdono.Luego el vergonzoso Sr. Gonzales ya entro a saco con toda su trpa de pelotas a parar los pies a todo aquel que tenga algo de socialista .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × cinco =