El comité federal del PSOE ha decidido asumir la propuesta presentada por la ex vicesecretaria general, Elena Valenciano, en la cual se ordena al grupo parlamentario abstenerse en segunda vuelta en una posible votación de investidura de Mariano Rajoy. La propuesta ha obtenido 134   votos mientras que la contraria, presentada por Txarli Prieto del Partido Socialista de Euskadi, ha logrado el apoyo de 97 miembros del comité federal.

El clima de respeto y orden con que se ha celebrado esta reunión, ha estado a punto de romperse gracias a la torpeza del hoy presidente del comité, el ex secretario de organización, José Blanco, quien ha querido interrumpir las intervenciones a favor de una y otra propuesta para proceder a la votación cuando apenas quedaba una decena para completar el total de las mismas. En ese momento se ha vuelto a generar una fuerte tensión afortunadamente superada gracias a la tolerancia con que se han movido, sobre todo, los partidarios del no.

Hasta tal punto han sido tolerantes que, Miquel Iceta, primer secretario del PSC, en su intervención para defender el no ha dejado claro que “queremos seguir caminando juntos porque nada nos horroriza más que la perspectiva de dejar de compartir con todos los socialistas un proyecto federal para España”. De esta manera, Iceta aleja el fantasma de una crisis que podía haber llegado, incluso, a la ruptura y a la escisión. Nada de esto parece que vaya a ocurrir.

La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendía también se ha mostrado contraria a la abstención: una abstención a Mariano Rajoy dejará al partido “desdibujado”, sin liderazgo y con una culpa “imborrable” por haber facilitado un gobierno del PP”. Mendía advierte que abstenerse dejaría “gravemente” herido al partido

César Luena, ex secretario de organización también ha intervenido para avisar de que si Rajoy llega a ser investido, “habrá elecciones en 18 meses”. Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano Page, el de Valencia, Ximo Puig, y el de Aragón, Javier Lambán, se han abstenido de intervenir. En los pasillos de Ferraz se comentó que los tres son conscientes de que su apoyo a la abstención les va a suponer una más que posible ruptura del acuerdo con Podemos en sus demarcaciones, lo que podría suponer su salida de los gobiernos autonómicos. De hecho, según fuentes socialistas, a García Page se le comunicará mañana mismo que Podemos en Castilla y La Mancha no apoyará el proyecto de presupuestos para la comunidad.

Por su parte, Susana Díaz, en plan muy contemporizador como si ya hubiese tomado la decisión de optar a la secretaría general federal, ha apelado a la unidad del Partido para buscar la victoria y en ningún momento ha pronunciado la palabra abstención

Aún así, se mantienen varias incógnitas. Sobre todo el modo en que se llevará a cabo esta abstención, algo que no ha decidido este comité federal. Según fuentes de Ferraz, la gestora se reunirá, esta semana que viene, con el grupo parlamentario para decidir si se abstienen todos los diputados, o sólo los necesarios, es decir, once, y de qué manera se hace. En esa reunión volverán a saltar chispas ya que hay diputados que no reconocen este resultado y que votarán no en cualquier caso. Aparte, claro está, de los catalanes.

La otra es saber qué hará, a partir de ahora, Pedro Sánchez, el ex secretario general, que es diputado y, según fuentes de su entorno, ha llegado a manifestar que dejará el escaño. Sánchez no está presente en la reunión.

En cuanto a las firmas, fuentes de la gestora han señalado que no tienen validez para este comité federal y que se “comprobarán” con vistas a la convocatoria del congreso.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Este resultado no representa nada para los militantes, mientras no voten los militantes la verdadera voz del partido, cada diputado debería votar según su conciencia. Día muy triste para la izquierda. Sabias palabras de Borrell a la salida del Congreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × dos =