El PSOE intenta que el bipartidismo siga vivo, y para ello nada mejor que escenificar un debate cara a cara con el candidato del Partido Popular. Los últimos resultados electorales registrados en España desde las elecciones europeas de 2014 dan por prácticamente amortizado el bipartidismo imperante desde la reinstauración de la democracia quitando los años de gobierno de Adolfo Suárez. Este tendencia del bipartidismo a la baja se cumplió el pasado 20-D, donde apenas superó el 50% de los sufragios.

Ahora, el secretario de Organización del PSOE y responsable de su comité electoral, César Luena, ha pedido este miércoles al PP que acepte un debate ‘cara a cara’ del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, con el líder de los socialistas, Pedro Sánchez. Obvia el poder cosechado por las dos nuevas formaciones en liza el pasado 20-D: Podemos y Ciudadanos, que sobrepasaron el 34% de los votos, aunque si se suman los cosechados por Izquierda Unida el porcentaje se elevaría por encima del 40%.

Durante una intervención ante los miembros del órgano que dirige la estrategia de campaña socialista para el 26-J, Luena ha vuelto a asegurar que su partido va a aceptar “todos los debates” que se planteen. En particular, por primera vez en esta precampaña, ha hablado de un debate a dos con Rajoy, para decir que Sánchez está dispuesto a hacerlo y emplazar a Rajoy a no “esconderse” y a aceptarlo.

Desde el Partido Popular se rechaza ahora esta posibilidad del cara a cara cuando para el 20-D fue la única opción posible que puso sobre la mesa de los debates. Desde Génova se apunta ahora que un debate a cuatro sería lo aconsejable.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =