Curioso. Las cifras no mienten. Este viernes, el barril de crudo tipo Brent, el más utilizado en Europa, cerraba a la baja su cotización en el mercado de Londres: 47,87 dólares. De esta manera se invertía la tendencia alcista que se mantuvo durante toda la semana. Pero, como siempre, tal circunstancia no se ha trasladado a los precios de las estaciones de servicio. Todo lo contrario, los precios de gasolinas y gasóleos se encuentran, este fin de semana, en su nivel más alto en lo que va de año. Hay que tener en cuenta el ‘puente’ festivo del 15 de mayo que, aunque sobre el papel sólo beneficiaría a la ciudad de Madrid, – fiesta local-, va a ser aprovechado en otras comunidades autónomas por lo que, aunque con menor intensidad que el primero de  mayo, la Dirección General de Tráfico espera un volumen de desplazamientos superior al de otras fechas.

El precio del litro de gasóleo registra su cuarta semana consecutiva de incremento. Por supuesto ya ha traspasado la barrera del euro y la media se sitúa en 1,006 por litro. Por zonas, las estaciones de servicio de Las Palmas venden el gasóleo más barato, a 0,871 euros por litro, y La Coruña el más caro, a 1,108 euros el litro.

En cuanto a las gasolinas, el precio de la de 95 octanos se sitúa en 1,150 euros localizándose el precio más barato en Santa Cruz de Tenerife, 0,768 el litro, y el más caro en Asturias, 1,199 euros el litro.

Por marcas, las estaciones de servicio Shell ofrecen las gasolinas y gasóleos más baratos, mientras que Repsol, Cepsa, Campsa y Petronor venden sus productos al mismo precio lo que indica la escasa competencia en la materia a pesar de las advertencias y multas impuestas por la CNMC.

En la actualidad, los combustibles de automoción registran precios muy similares a los experimentados en el cierre de 2015, aún alejados de las cotas de 1,3 y 1,2 euros por litro marcados por el gasóleo y la gasolina, respectivamente, durante el pasado verano.  No obstante, los expertos creen que a finales de junio, cuando comience la temporada alta estival dichos precios se irán aproximando.

La tendencia así lo indica. Irán ha dado su visto bueno a la bajada de la producción de la que son partidarios la mayoría de los miembros de la OPEC. Y eso hace suponer que el precio del barril de crudo en origen volverá a situarse por encima de los 50 dólares mientras que las cotizaciones del euro y el dólar, la otra variable a la hora de calcular los precios finales, se van a mantener invariables.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − diez =