La estrategia del calamar repetida en esta segunda comparecencia pública de la senadora del PP y ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá ha indignado al Partido Popular, quien a través de su vicesecretario sectorial, Javier Maroto, ha considerado “insuficientes” las explicaciones que ha dado este martes 15 en rueda de prensa. “No me han gustado nada”, ha señalado el dirigente popular. Ya solo queda que el presidente del partido, Mariano Rajoy, dé su brazo a torcer y rompa definitivamente el apoyo inquebrantable que hasta ahora ha mantenido de la ex regidora valenciana.

“Me parecen insuficientes y creo además que no han solucionado nada, no puedo ser más claro”, ha añadido Maroto, quien considera que las argumentaciones de la actual senadora popular “no explican nada, no convencen nada y no ayudan nada”, ha dicho además el dirigente popular en declaraciones a Efe.

La ex alcaldesa de Valencia y senadora ha comparecido este martes 15 en rueda de prensa para anunciar que ha aceptado el ofrecimiento del juez que instruye el caso de supuesto blanqueo de capitales en el PP valenciano de declarar ante él, aunque no ha decidido todavía ni cómo ni cuándo lo hará, dentro del plazo de veinte días que se le ha dado.

Barberá ha asegurado que “absolutamente nadie” en el PP le ha pedido que dé un paso atrás, y ha insistido en que no va a dimitir, porque no ha cometido ningún delito ni ningún hecho ilícito.

Ha lamentado además la “imputación global” que se ha hecho del grupo popular municipal por presunto blanqueo de capitales, y ha insistido que tanto su anterior equipo como ella tienen que entregar el acta “cuando lo mandan los estatutos” del partido, al abrirse juicio oral, requisito que “está más claro que el agua”.

La senadora ha asegurado que ha hablado con el líder del PP, Mariano Rajoy, pero no va decir nada sobre “conversaciones privadas”, que han sido “muy amables”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =