El nuevo registro en la sede del Partido Popular, en la madrileña calle Génova, número 13, esta vez llevado a cabo por agentes de la Guardia Civil, ha dado el enésimo golpe moral a un partido que no deja de recibir noticias negativas para sus intereses provenientes desde los juzgados, ya sean de Valencia, Baleares o Madrid. La corrupción cerca definitivamente al partido que aún encabeza Mariano Rajoy, presidente en funciones de este país, el mismo que ha declinado dos veces formar gobierno ante el rey Felipe VI pese a ser el más votado por los españoles el pasado 20D, con más de siete millones de sufragios.

El juez del caso Púnica Eloy Velasco ha ordenado este jueves cinco registros para investigar posibles pagos del empresario Javier López Madrid al PP madrileño, entre ellos el del despacho de su exgerente Beltrán Gutiérrez Moliner en la sede de los populares en la calle Génova.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han registrado los domicilios del empresario -consejero de OHL y yerno de Juan Miguel Villar Mir- y del exgerente del PP, pero también dos despachos del primero y el que el segundo tiene en la sede del PP de Madrid, donde han inspeccionado su ordenador. Han revisado el ordenador del exgerente regional del Partido Popular.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco investiga posibles delitos de blanqueo de capitales y de cohecho dentro de la trama de corrupción Púnica que afecta al PP de Madrid. La investigación parte de las anotaciones encontradas al ex secretario general del PP madrileño Francisco Granados, uno de los principales líderes de la trama y a quien el juez ya dijo durante su declaración que creía que parte del dinero “hinchado” en los contratos se lo repartían entre el partido y él.

El juez ha adelantado los registros “con urgencia” por la publicación en un medio de comunicación en días pasados de parte de la investigación, han indicado fuentes jurídicas. A primera hora de la tarde, los agentes de la UCO han revisado el ordenador personal de Gutiérrez Moliner en presencia de este, pero no se lo han llevado, han indicado a Efe fuentes del partido.

Gutiérrez Moliner dejó de ser gerente del PP de Madrid en octubre de 2014, tras 14 años en el cargo, tras conocerse un informe de Bankia que revelaba que gastó 58.000 euros con una ‘tarjeta black’ de Caja Madrid emitida al margen de los circuitos regulares por su condición de consejero de la entidad.

López Madrid y Beltrán Gutiérrez están siendo investigados por el uso de la tarjetas black de Bankia El exgerente dejó el cargo después de que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, lo hubiese destituido como asesor municipal y tras pedir su cese el día anterior la dirección nacional del Partido Popular, de la que dependía orgánicamente. Hasta el día de hoy mantiene la condición de empleado del Partido Popular, que ya ostentaba antes de ser nombrado gerente.

Por su parte, López Madrid es uno de los consejeros delegados del Grupo Villar Mir, holding de empresas entre las que se encuentra OHL, y ya apareció en la investigación de la Púnica por el uso que los cabecillas de la trama hacían de su yate en Marbella. Uno de los despachos que se ha registrado está en Torre Espacio, edificio en el que se encuentran las oficinas del Grupo Villar Mir.

esperanza aguirreMientras tanto, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado, en una improvisada comparecencia de prensa a las puertas de Génova, 13, que “no ha habido financiación ilegal del PP de Madrid” después de la orden judicial de registro en la sede del partido, en el marco de la Operación Púnica. “No ha habido, que yo sepa, financiación ilegal en el PP de Madrid”, ha insistido Aguirre a las puertas de la sede de la formación, para a continuación detallar que miembros de la Guardia Civil se han personado en Génova por la mañana, han efectuado los registros, y han contado con la colaboración –”como siempre”, ha agregado– del personal.

Se trata de la tercera vez que el Instituto Armado se persona en la sede del PP madrileño en el marco de la causa que investiga la trama Púnica. En las dos ocasiones anteriores, los agentes acudieron para que se les facilitaran los correos del exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados y para solicitar las facturas con empresas relacionadas con la red, ha explicado la propia Aguirre.

Ha relatado, además, que el registro se ha producido por la mañana y que las fuerzas de seguridad recabaron información sobre el exgerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez, presuntamente por una “agenda” manuscrita incautada a Granados en el marco de la investigación sobre la trama Púnica.

“Colaboración con la Justicia a tope”, ha subrayado Aguirre para indicar que ella quiere que se depuren “responsabilidades” y se aclaren todas las cuestiones en relación a dicho caso. Además, cree que la investigación de la trama Púnica “lleva más tiempo del que debe durar una instrucción” y espera que Velasco llegue a conclusiones “lo antes posible” y “los culpables paguen por sus delitos”.

“Aquí no ha habido nada”, ha asegurado Aguirre a preguntas de los medios en referencia a una presunta financiación irregular del PP de Madrid. “En absoluto, ni hay indicios ni está probado”, ha remachado al respecto.

Ha explicado también que Beltrán Gutiérrez, al que ha definido como “funcionario de la casa”, cesó en su momento por su imputación a raíz del caso de las ‘tarjetas black’ en Caja Madrid y que está imputado como otros muchos por este procedimiento.

Ha destacado que entre ellos se encuentra el padre del diputado regional y senador de Podemos Ramón Espinar, uno de los parlamentarios que este viernes 12 la va a interrogar en esa “especie de linchamiento” en el que, a su juicio, se convertirá la comisión sobre corrupción política en la Asamblea de Madrid.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =