Los primeros días de cada mes el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) publica los datos estadísticos del mes anterior. Son datos que dan una visión parcial del problema del desempleo en España dado que sólo se computan aquellos que tienen activa su demanda de empleo y son excluidos los demás. Por otro lado, las personas que estén realizando cursos de formación tampoco computan, por ejemplo.

En la estadística de febrero el dato global es que el paro registrado ha bajado en 9.355 personas y la Seguridad Social ganó 74.080 cotizantes. Estos son los datos a los que se agarrará el Gobierno para defender sus políticas de empleo. Sin embargo, esta recuperación no está sustentada por un modelo sólido de creación de empleo sino en la precariedad.

Hay un dato que refleja este hecho: para un descenso de tan sólo 9.355 personas ha sido necesaria la firma de 1.452.528 contratos, de los cuales sólo 151.072 tenían carácter indefinido, es decir, un 10,4%. Respecto a los temporales, destaca que el contrato eventual por circunstancias de la producción, el que menos duración tiene, sigue siendo el más utilizado por los empresarios. 597.427 contratos de este tipo fueron firmados en el mes de febrero.

Estos números demuestran que las bajadas del empleo continúan basándose en la precariedad y en la duración cada vez menor de las relaciones contractuales entre trabajadores y empresarios. También muestran cómo nuestro mercado de trabajo crea empleo en base a la rotación de puestos no de creación de nuevos puestos de trabajo. En declaraciones a Diario16 Ramón Górriz, Secretario de Acción Sindical de Comisiones Obreras, ha indicado que «estos datos demuestran la realidad del mercado de trabajo de nuestro país: contratos temporales, bajos salarios, precariedad y pobreza, una pobreza que tiene rostro de mujer. El mercado laboral se está encogiendo. No se crean puestos de trabajo, se reparten. Se están trabajando menos horas que en 2011. Además, no se está resolviendo el cambio de modelo productivo ya que los sectores que no se está creando empleo en los sectores de valor añadido y sí en los que crean un empleo más precario».

Finalmente, los datos de protección siguen siendo malos. Sólo el 56,53% de los parados registrados en las oficinas del SEPE están cobrando prestación o subsidio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 4 =